Nahuel Zacarías tenía 23 años y había sido papá hace dos meses. Volvía de trabajar cuando sufrió el ataque. Su familia pide testigos para identificar a los delincuentes.

Falleció el joven de 23 años que debió ser internado tras chocar la moto que conducía contra una columna de concreto en la localidad bonaerense de Bernal, después que un sujeto le arrojara una piedra que le hizo perder el control del vehículo.

El hecho ocurrió el domingo pasado por la noche, cuando la víctima, identificada como Nahuel Zacarías, circulaba a bordo de su motocicleta por la autopista Buenos Aires-La Plata en dirección a dicha localidad del partido de Quilmes donde vivía, y luego de terminar de trabajar en un local de ropa del Abasto Shopping.

Voceros judiciales informaron a Télam que al tomar el acceso Sudeste y luego de descender en la zona conocida como “El Triángulo de Bernal”, un delincuente con intenciones de robo le arrojó una una piedra, ante lo cual el joven perdió el control de la moto y chocó contra una columna.

Zacarías fue trasladado de inmediato en una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) al hospital Iriarte de la localidad bonaerense de Quilmes, donde luego de sufrir un infarto y ser reanimado, debió ser intervenido quirúrgicamente debido a que tenía lesionados el hígado y el bazo, lo que produjo una hemorragia interna y un shock hipovolémico, informaron familiares de la víctima.

Finalmente, mientras era operado por segunda vez, volvió a tener un paro cardiorrespiratorio y falleció.