El condenado, Carlos Martín Godoy, se desvió del recorrido indicado por la joven, la golpeó en el rostro y luego la abusó en un descampado situado en Uriburu y Las Palmeras. El hecho ocurrió el 12 de noviembre de 2017.

La Justicia condenó este martes a un violador a 14 años de prisión efectiva. El acusado se hizo pasar por remisero trucho, se desvió de su recorrido, golpeó y abusó de una joven. El hecho ocurrió el 12 de noviembre de 2017 a la salida de un boliche que se encuentra frente a la terminal de ómnibus Mariano Moreno.

El tribunal penal de primera instancia integrado por los jueces Gonzalo López Quintana, Gustavo Pérez Urrechu y Pablo Pinto condenó a Carlos Martín Godoy a la pena de 14 años de prisión efectiva. Fue acusado por la fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual Nora Marull por el delito de abuso sexual con acceso carnal, privación ilegítima de la libertad y lesiones en concurso real.

De acuerdo a la imputación de la fiscal Marull, Carlos Martín Godoy se hizo pasar por un remis trucho en inmediaciones de Córdoba y Cafferata. A su vehículo subieron tres jóvenes. Cuando solo quedaba una sola pasajera, el conductor se desvió del camino y se dirigió a un descampado situado en Uriburu y Las Palmeras, en la zona oeste de Rosario.

Godoy golpeó a la víctima en el rostro, lo que le produjo heridas cortantes, y la violó. La joven logró huir en un descuido del abusador y fue asistida por gente que se encontraba en la zona.