El plantel de Colón llegará esta mañana alrededor de las 10 horas.

Hubo que esperar 82 minutos para que Luis Miguel Rodríguez convierta desde los 12 pasos y le volviera a dar aire al equipo sabalero en el Mineirao, y después… el milagro. Un cachorro y una pulga desataron la locura de la hinchada.

Cuando ya todo parecía perdido, Colón tuvo la posibilidad de llegar a la instancia de penales y le ganó al Atlético Mineiro, para conseguir su pase a la gran final de la Copa Sudamericana 2019. El sabalero se medirá a Independiente del Valle en Asunción para disputar el título, en la que va a ser la primera final continental para el club argentino.

Y semejante evento por supuesto fue festejado por los hinchas que se congregaron en distintos puntos de la ciudad para dejar los nervios atrás y darle rienda suelta a los festejos: las inmediaciones del estadio Brigadier López, la esquina de Bulevar Gálvez y Rivadavia, y la Costanera Oeste fueron los sectores elegidos para fundirse en abrazos de felicidad con amigos y desconocidos.

Y algunos ni durmieron, porque el plantel sabalero llega esta mañana alrededor de las 8:50 al Aeropuerto de Sauce Viejo tras la hazaña, y ahí también los hinchas se hacen presentes para darles una calurosa bienvenida. De a uno o en grupo, grandes y chicos, en bicicleta o en auto, pero todos con sus banderas rojas y negras llegan a la terminal aérea.

Desde el aeropuerto, el plantel de Colón va a ser trasladado por la autopista y acompañado por una caravana de autos hacia el Hotel de Campo , en donde se prevé que seguirán los festejos.