Mediante un proyecto del Diputado Provincial Jorge Henn se busca modificar el Código Procesal Penal para incluir la figura de allanamiento digital en la recopilación de evidencia. De ser aprobado sería un paso importante en la actualización del sistema judicial y lo haría más eficiente.

Los cambios tecnológicos llegan a todos los ámbitos de la vida cotidiana. La justicia no debería ser ajena a ellos. En este sentido, los delitos se fueron complejizando con las nuevas tecnologías y los allanamientos dejaron de funcionar de la misma manera porque las pruebas, en muchos casos, pasaron a ser digitales. Es inminente que se renueven las herramientas de investigación para poder resolver los casos de manera eficaz.

En este marco, el diputado provincial de la UCR NEO propone realizar modificaciones al Código Procesal Penal para utilizar el allanamiento digital en el proceso de obtención de pruebas. Esta herramienta implicaría el ingreso a dispositivos electrónicos como computadoras, celulares, tablets, entre otros, con el fin de obtener evidencias digitales.

Cabe aclarar que se hará uso de este tipo de procedimiento en aquellos casos donde se cometan ciberdelitos o delitos donde se haya utilizado tecnología para llevarlos adelante. “Si estamos hablando de un cibercrimen, no podemos seguir utilizando una ley que regula los procedimientos para allanar una casa” graficó el exvicegobernador.

En lo que hace a la implementación técnica, funcionaría como un “troyano judicial”, es decir, como un software de acceso remoto al dispositivo que se quiere investigar. Asimismo, el proyecto prevé el resguardo del propietario puntualizando que para que la misma pueda ser realizada deberá existir la autorización de un juez competente con el objeto de resguardar la privacidad y evitar que un mal desempeño provoque la nulidad de la investigación.

En este sentido, Henn fue meticuloso al esgrimir que “sobre todas las cosas la normativa debe ser clara para que no se caigan en casos de abusos que terminen entorpeciendo el procedimiento o en el peor de los casos terminen anulando las pruebas por la mala obtención de las mismas. Y acá es muy importante garantizar la cadena de custodia de la evidencia digital, es decir, proteger la información obtenida para que no se las manipule y que el proceso sea transparente”.

Asimismo, el mandatario reconoció que es hora de comenzar a hablar en términos de ciberinvestigación “hoy la investigación requiere de una nueva normativa que le permita colaborar con la justicia. Las pruebas digitales en los casos de ciberdelitos o delitos graves como el narcotráfico, la pornografía infantil, trata, los delitos sexuales, terrorismo y la venta ilegal de armas, entre otros, son necesarias para agilizar los procesos y tener un sistema más eficiente”.