Lo resolvió el máximo organismo del fútbol internacional. El argentino no llegó a jugar ni un minuto en el club gales.

La FIFA dictaminó que el Cardiff City deberá pagarle seis millones de euros al Nantes de Francia por el frustrado traspaso del fallecido Emiliano Sala, quien murió el 21 de enero pasado cuando viajaba desde Francia a Gales para sumarse al equipo que entonces militaba en la Premier League.

Cardiff se negaba a pagar las 18,5 millones de dólares que había ofertado por el delantero argentino argumentando que el pase no estaba registrado en el momento de la muerte del santafesino.

Noticia en desarrollo