Por segunda vez, la Cámara de Apelaciones rechazó el pedido para liberar al comisario José Budiño.
Por segunda vez en menos de un mes, la Justicia provincial ordenó mantener bajo prisión preventiva a un ex jefe policial de San Lorenzo. La resolución surgió este lunes y ratificó el análisis previo de otra camarista rosarina respecto de la situación procesal de José Budiño.

Según informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA) la jueza Carina Lurati avaló las medidas cautelares adoptadas tras el escandaloso allanamiento de la Alcaidía de la Unidad Regional XVII a principios de agosto. Si bien el comisario había quedado en libertad luego de ser imputado, el fiscal Aquiles Balbis apeló la decisión que tomó en primera instancia Griselda Strólogo.

El uniformado está bajo la mira de los investigadores por incumplimiento de deberes de funcionario público. Según las pruebas recabadas por los encargados de la causa, la sede de las fuerzas provinciales funcionaba bajo sus órdenes como una especie de penal VIP, en el cual cobraba por otorgar una serie de beneficios a los detenidos.

El pago por parte de los reclusos fue registrado en abril, aunque más recientemente el MPA acreditó que Budiño se interpuso en el accionar de la Justicia al impedir que sus subalternos trasladaran a Rosario a dos mujeres que no debían estar alojadas allí.