Hubo al menos 15 activistas heridos, uno de ellos alcanzado por una bala de plomo que impactó en su pecho.
Al menos 15 personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad, en los enfrentamientos entre manifestantes violentos y agentes antidisturbios en Hong Kong, informó este martes la Autoridad Hospitalaria de la región administrativa especial.

El herido de gravedad -tras ser alcanzado en la parte superior izquierda del pecho por una bala disparada por la Policía- comenzó tratamiento en el hospital Princess Margaret de Hong Kong, pero será trasladado al hospital Queen Elizabeth, el centro con cirugía cardiotorácica más cercano.

“El oficial disparó tras ser atacado y alcanzó en el pecho a una persona (…)”, dijo una fuente policial que requirió el anonimato.

El diario local South China Morning Post indicó que la familia del herido de gravedad (identificado como Tsang Chi-kin) llegó al centro hospitalario junto a abogados que han ofrecido asesoría legal tanto a él como a sus familiares.

Según un amigo del herido citado por el rotativo, el paciente es estudiante de quinto grado, al que, en el sistema educativo hongkonés, solo pueden acceder alumnos de al menos 16 años.

Una fuente policial anónima citada por South China Morning Post confirmó que los agentes dispararon varias veces al aire en el distrito de Tsuen Wan, y que uno de los tiros alcanzó a un hombre. Asimismo, confirmó que hasta el momento se han producido 30 detenciones en la isla de Hong Kong.

Decenas de miles de manifestantes salieron este martes a las calles de Hong Kong a pesar de que las protestas convocadas no contaban con autorización policial para conmemorar lo que llamaron “día de luto nacional”, mientras que en la China continental se celebra el septuagésimo aniversario de la fundación de la República Popular.

Las protestas, que se convirtieron en masivas en junio a raíz de una polémica propuesta de ley de extradición, se han sucedido casi cuatro meses en la región administrativa especial y han mutado hasta convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos que la rigen y una oposición al autoritarismo de Pekín.

No obstante, algunos manifestantes han optado por tácticas más radicales que la protesta pacífica y los enfrentamientos violentos con la Policía son habituales.

Desde junio Hong Kong vive su peor crisis política desde la retrocesión de 1997, con acciones casi diarias.