La oficial de la Fuerza Armada Argentina, Sofía Vier, se graduó con mejor promedio y se convirtió en la primera aviadora argentina egresada de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

 

“Estoy muy contenta. Significó mucho esfuerzo y sacrificio. Estoy agradecida por haberme dado la oportunidad de formarme con una de las fuerzas aéreas más poderosas del mundo”, dijo la joven cordobesa de 25 años, tras recibir el diploma habilitante en una ceremonia en la que estuvo el oficial de enlace en la 12° Air Force, el comodoro Walter Adragna.

El Ministerio de Defensa explicó que Sofía primero se entrenó con simuladores de vuelo y luego comandó las aeronaves DA20 y T6C Texan. El programa incluyó 39 horas de entrenamiento de inicio, 239 horas en tierra, 164 horas de vuelo, y 31 horas de simulación, durante un período de 50 semanas.

Sofía comandó las aeronaves de una de las fuerzas aéreas más poderosas del mundoSofía comandó las aeronaves de una de las fuerzas aéreas más poderosas del mundo Crédito: Facebook Sofía Vier

El mismo camino que su padre 

Cuando se graduó de la Escuela de Aviación Militar de Córdoba y se probó el uniforme, Sofía dijo: “Sentí una enorme satisfacción, sabiendo que iba a ser uno de los días más importantes para mi vida y mi carrera como militar. Sentí orgullo de seguir el mismo camino que mi padre y los héroes de la Patria”.

Sofía estudió en la Escuela de Aviación Militar de Córdoba Sofía estudió en la Escuela de Aviación Militar de Córdoba Crédito: Facebook Sofía Vier

Sofía estudió enla Escuela de Aviación Militar de Córdoba

“Recibir el uniforme fue una gran motivación. Solo cuando lo investí entendí porque lo llaman un pedazo de bandera. Me impulsa a seguir esforzándome para cumplir mi meta y expectativas”, contó a Noticias en Vuelo.

La joven alferéz contó que eligió la carrera porque creció "en el entrono aeronáutico"

Sofía eligió la carrera porque creció “en el entorno aeronáutico”, y agregó: “Valoro mucho la importancia de la familia, la lealtad. Son virtudes que no se encuentran en otro lugar. También se viven cosas únicas y se aprende a valorar todo de otra manera. Además me gustan mucho los aviones militares y me encantaría lograr ser piloto militar”.