Una vez más un tren descarriló en las vías que atraviesan la ciudad, pero esta vez las consecuencias fueron serias (aunque pudieron ser peores), ya que parte de la formación ocasionó daños a una vivienda.


El hecho se produjo poco antes de las 16 en la zona de calle Güemes y Pasaje Los Andes.

En ese lugar los últimos cuatro vagones de la formación del Belgrano Cargas, aparentemente por arrastrar la rama de un árbol, se salieron de las vías y fueron a dar contra una casa, causando roturas a la propiedad así como a una moto Gilera Smash 110cc. que era propiedad de María Isabel R., que es quien vive en esa propiedad.

No obstante, a pesar de los daños materiales, no hubo personas heridas.