Los integrantes de la banda fueron reconocidos como “Visitantes de Honor”, por una iniciativa de la diputada nacional Victoria Donda que fue aprobada por la Cámara Baja. 

“Les quiero explicar el porqué de este homenaje. Quienes conocen la historia de nuestro país saben que vivimos una dictadura muy cruenta y saben la importancia que tiene la libertad de expresión como uno de los pilares fundamentales para sostener un Estado democrático. Esa libertad de expresión viene vestida de distintas formas, a veces con remeras negras, cuernos y camperas de cuero. Pero lejos de tener miedo, yo miedo le tengo al silencio de los cementerios, y cuando nos podemos expresar tenemos que estar felices”, aseguró.

Y agregó: “El rock para nuestro país significó un canal de expresión para una parte enorme de nuestros jóvenes; muchos de ellos en los 70 terminaron desaparecidos. Y en los 90, el rock fue un canal de expresión enorme ante las injusticias que vivíamos”.

“Creo que es importante hoy que el Congreso, la institución más democrática de nuestro sistema de Gobierno, le diga gracias a Iron Maiden como uno de los pilares fundamentales del heavy metal, parte del rock argentino y por lo tanto pilar de la libertad de expresión que tenemos que defender. A los que tenían miedo de que se lleve adelante este encuentro, les queremos decir que sabemos comportarnos”, completó.

En la ceremonia celebrada en el Salón de los Pasos Perdidos, cada uno de los seis integrantes de la banda musical recibió una placa conmemorativa. Steve Harris, Bruce Dickinson, Dave Murray, Adrian Smith, Nicko McBrain y Janick Gers se mostraron agradecidos por la distinción, a horas de su undécima presentación en el país.

El vocalista Bruce Dickinson tomó la palabra en nombre de la banda, mientras los fanáticos coreaban su nombre. “Es un gran honor. Gracias a todos por venir. Es un largo camino desde Londres hasta Argentina, pero es una distancia muy corta que nos separa en nuestros corazones. La relación entre nosotros y los argentinos siempre fue cercana, sin importar la política. Amamos la música, amamos Argentina, amamos la comida, amamos el fútbol, excepto alguna vez”, dijo entre risas.

“Hay tanto que nos conecta, hay tanto más importante que cualquier cosa que pueda separarnos. El heavy metal y la música son algo que nos une. Y creo que debemos celebrar eso. Tenemos un show en un solo lugar y es una lástima porque deseamos tocar en muchos lugares de Argentina. Esperamos volver una y otra vez”, cerró su breve discurso

Mientras se desarrollaba el acto en las afueras del Palacio Legislativo, un centenar de seguidores continuaban la vigilia con la esperanza de ver a los ídolos. Los fanáticos comenzaron a aglutinarse en el ingreso al Parlamento pasadas las 12 de este mediodía. Al final, la mayoría, incluso varios que se habían acreditado, se tuvieron que quedar en la puerta.

Les pasó a Gonzalo y Carina, una joven pareja que vino desde Mataderos. Ella, con lágrimas en los ojos y la pulsera celeste en su muñeca izquierda que la habilitaba a acceder al evento, no entendía la negativa de los custodios que cerraron el paso con la excusa de que el salón “está colmado”. “Hay un montón de gente que está ahí adentro que no tienen idea de la banda. Es una lástima”, lamentaron.

Entre los seguidores se manifestaron de acuerdo sobre el reconocimiento. A Sergio, de 51 años y que cuenta que los escucha desde los 14 mientras palpita el concierto de mañana, le parece una iniciativa “rara” pero la apoya “porque es una banda que, menos en una, en todas las giras vino siempre al país”, asegura en diálogo con Infobae.

Donda afirmó que el rock en Argentina “significó un canal de expresión para una parte enorme de nuestros jóvenes”, por lo que “el Congreso debe decirle gracias a Iron Maiden como parte de ese movimiento del rock que tanto ha hecho por nuestro país por la libertad de expresión”.

Diego, 45 años, que estuvo acompañado de su hijo y su esposa, coincidió: “Es una banda muy importante que tiene una trayectoria muy amplia en su género; de hecho, fue una de las precursoras, y me parece bien que se haga este homenaje, aunque hubiese sido mejor que el contexto del país sea otro”.