Casi un tercio de los 770 millones de euros en armas exportadas por Alemania en 2018 fue a Turquía. Además, Turquía es el país de la OTAN que recibe más armas del país europeo.

“Ante la ofensiva militar turca en el noreste de Siria, el Gobierno federal no emitirá nuevos permisos para todo el armamento que Turquía pueda utilizar en Siria”, anunció el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, en declaraciones publicadas por el periódico dominical Bild am Sonntag este domingo (12.10.2019).

Según el ministro, el Gobierno alemán mantiene desde 2016 una línea muy restrictiva en lo que respecta a la exportación de armamento a Ankara, en particular tras la ofensiva militar turca en el enclave kurdo de Afrín, en el norte de Siria.

No obstante, hasta el momento no se había ordenado la suspensión de armamento a Turquía.

La exportación de armamento alemán a Turquía ascendió a 242,8 millones de euros en 2018, prácticamente un tercio del total de los 770,8 millones de euros en armas exportadas por el país europeo el año pasado, apuntó Bild am Sonntag.

Además, Turquía recibió armamento de Alemania por un valor de 184,1 millones de euros en los cuatro primeros meses de este año, lo que la convierte en el país de la OTAN que recibe más armas alemanas, al igual que el año pasado.

Maas condenó el pasado miércoles la ofensiva turca tras conocerse la decisión de Estados Unidos deretirar su apoyo a las fuerzas kurdas que controlaban esta franja de territorio.

“Condenamos enérgicamente la ofensiva turca en el noroeste de Siria. Turquía contribuye así a desestabilizar aún más la región y se arriesga a reforzar al Estado Islámico”, afirmó el ministro en un comunicado.

Asimismo, el Gobierno alemán instó este viernes a Turquía a “detener de inmediato” su ofensiva en el noroeste de Siria y advirtió que la cuestión será abordada entre los socios de la Unión Europea (UE).