El gobierno de Xi Jinping indicó que “no hay diferencias” en la voluntad de sellar un entendimiento de gran alcance con la Casa Blanca, aunque la prensa local bajó el tono optimista y señaló la posibilidad de que Washington abandone las negociaciones.

El Gobierno de China reconoció que las afirmaciones por parte de funcionarios de Estados Unidos sobre el alcance de un acuerdo inicial para resolver sus diferencias comerciales se ajustan a la realidad, según confirmó el Ministerio de Asuntos Exteriores de China.

“Estados Unidos está hablando de la situación real y es consistente con lo que sabemos”, indicó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Geng Shuang, al ser cuestionado sobre el anuncio estadounidense.

En este sentido, el funcionario chino ha asegurado que los dos países “son unánimes” en cuanto a la cuestión de llegar a un acuerdo económico y comercial. “No hay diferencias”, señaló. “Este acuerdo económico y comercial será muy significativo, beneficioso para China, EEUU y el mundo, y beneficioso para la economía, el comercio y la paz”, ha añadido.

Por otro lado, cuestionado sobre el anuncio de que China incrementará sus compras agrícolas a EEUU, el portavoz chino ha explicado que las compañías chinas compran los productos agrícolas estadounidenses de manera independiente y de una manera orientada al mercado de acuerdo con las necesidades domésticas, señalando que “China acelerará la adquisición de productos agrícolas estadounidenses”. Según datos preliminares, las empresas chinas habían adquirido en lo que va de año 20 millones de toneladas de soja, 700.000 toneladas de carne de cerdo, 700.000 toneladas de sorgo, 230.000 toneladas de trigo y 320.000 toneladas de algodón procedentes de EEUU.

Pese al alza de las expectativas, la prensa china se mostró más cauta. El China Daily, un diario en inglés dirigido a lectores extranjeros, advirtió este martes que las dos partes todavía tienen pendiente redactar el acuerdo de la semana pasada, luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, suspendió una subida arancelaria prevista. “Siempre existe la posibilidad de que Washington pueda decidir cancelar el acuerdo si cree que hacerlo servirá mejor a sus intereses”, dijo el diario, que pidió al gobierno de Trump que “evite dar marcha atrás”.

El optimismo también se disipó entre los inversores, con un aumento del dólar. “Después de la reciente salida de las posiciones largas en dólares, los invesores de monedas han reevaluado su panorama de corto plazo y consideran que el tema comercial no se resolverá tan rápido”, dijo Stephen Gallo, estratega de monedas de BMO.

La semana pasada, los reportes de una fase inicial de compromisos entre Estados Unidos y China animaron a los mercados, pero la falta de detalles sobre el consenso alcanzado ha reducido el optimismo y los precios del petróleo extendieron sus declives, mientras que las acciones chinas se debilitaron y el yen se apreciaba ante el dólar.