Fue en la ciudad de Fortaleza. Las autoridades investigan las causas del siniestro.

Al menos una persona murió y otras dos fueron rescatadas con vida de los escombros de un edificio de siete pisos que se derrumbó este martes en la ciudad de Fortaleza, en el nordeste brasileño. Los bomberos no descartan que haya más víctimas.

“Tenemos entendido que había unas diez personas (en el momento del colapso)”, dijo Joao Romario Júnior, teniente del Cuerpo de Bomberos del estado de Ceará, cuya capital es Fortaleza.

Romario Júnior señaló que “la prioridad es rescatar a las personas que estén con vida debajo de los escombros”. El edificio, que colapsó en torno a las 10.30 de la mañana (misma hora que en la Argentina) en el barrio Dionísio Torres, de clase media alta, estaba ocupado por diversas personas en el momento del derrumbe.

Vecinos y familiares de los residentes se acercaron hasta el lugar del accidente en busca de informaciones sobre sus allegados.

“La imagen es aterradora, está completamente destruido, es una escena muy triste, un auto que está estacionado está manchado de sangre, la calle está cerrada por los escombros”, dijo Andre, que vive a una cuadra del lugar de la tragedia, en diálogo con la radio CBN.

La policía acordó la zona de los escombros para permitir el trabajo de los bomberos y los agentes de la Defensa Civil. Además, las autoridades investigan las causas del siniestro.

En abril, el derrumbe de dos edificios en un área periférica de Río de Janeiro dejó una decena de muertos y expuso el problema de las edificaciones irregulares en Brasil.