Se trata de CAC de 59 años, quien transita el proceso en libertad. La investigación está a cargo de la Unidad Fiscal Especial de Delitos Complejos.

Un hombre de 59 años cuyas iniciales son CAC fue imputado hoy como autor del delito de peculado (dos hechos), en concurso real con el delito de negociación incompatible con el ejercicio de la función pública. El hombre investigado es el actual presidente comunal de la localidad de Los Cardos (departamento San Martín), quien transita el proceso en libertad.

La atribución delictiva fue realizada esta mañana en la sede de la Unidad Fiscal Especial de Delitos Complejos de la Fiscalía Regional I en la ciudad de Santa Fe. Las fiscales que le endilgaron los ilícitos fueron María Laura Urquiza y Mariela Jiménez, quienes están a cargo de la investigación de los hechos.

Tres ilícitos

“Investigamos tres hechos ilícitos cometidos entre noviembre de 2014 y agosto de 2017, en los que el imputado actuó en su carácter de funcionario público”, informaron Urquiza y Jiménez.

En relación al primer hecho, por el cual se le imputó la autoría de peculado, las fiscales precisaron que “se le atribuyó haber sustraído caudales públicos de la comuna de Los Cardos, cuya administración, percepción y custodia le fue confiado en razón de su cargo”. En tal sentido, agregaron que “en reiteradas oportunidades entre 2016 y 2017, y tal como surge de las pericias contables realizadas, utilizó fondos de la comuna para realizar pagos de carga de combustible de un vehículo particular de uso familiar registrado a nombre de su hijo”.

“El otro ilícito por el cual también se le imputó la autoría de peculado, es por el empleo para provecho propio de servicios brindados por obreros pagados por la administración comunal a su cargo”, detallaron Urquiza y Jiménez. También precisaron que “se trató de tareas que realizaron los trabajadores durante 2015, en su casa particular y en otro inmueble en construcción contiguo a su vivienda”

Por último, en relación al delito de negociación incompatible con el ejercicio de la función pública, Urquiza y Jiménez explicaron que “se le atribuyó haberse interesado en determinadas operaciones para lograr el beneficio de un tercero”. Agregó que “entre fines 2013 y principios de 2014 contrató los servicios de flete a través de tres camiones que son propiedad de su hija. El servicio fue abonado por la Comuna y quedó registrado en el listado de movimientos por cuentas”.