Para evitar congestiones de tránsito, las actividades se desarrollarán en horario nocturno, aproximadamente entre las 22 y las 5 horas del día siguiente.

A partir de la semana que viene, comenzará la obra de repavimentación del puente Carretero, que une la ciudad de Santa Fe con Santo Tomé. Los trabajos se desarrollarán en el marco de la rehabilitación integral de la ruta 11 entre Timbúes y Resistencia, y será financiada por el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, con una inversión superior a los $ 1.000 millones.

Patricio Smith, gerente ejecutivo de la Región Centro (Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe) de la Dirección Nacional de Vialidad, adelantó a El Litoral los detalles de una mejora que era muy esperada por los que transitan a diario el viaducto. Las tareas comprenderán el fresado de la calzada y su posterior repavimentación con una nueva capa de rodamiento en toda su extensión. Desde Vialidad Nacional se prevé que estas obras tengan un plazo de ejecución de entre 12 a 15 días, dependiendo de las condiciones meteorológicas.

Trabajo nocturno

Para evitar congestiones de tránsito, las actividades se desarrollarán en horario nocturno, aproximadamente entre las 22 y las 5 horas del día siguiente.

Durante la ejecución de los trabajos se reducirá un carril por la presencia de personal y equipos, con paso alternado de a una mano por vez, coordinado por banderilleros. Para este ordenamiento del tránsito colaborará la Municipalidad de Santo Tomé con su policía de tránsito, más la Agencia Provincial de Seguridad Vial.

En una etapa posterior, también en horario nocturno, se construirán las nuevas juntas del puente, tanto en los dos tramos de arcos como en todo el viaducto. Estas mejoras en el puente carretero, transitado diariamente por unos 50.000 usuarios, se ejecutan luego de más de 20 años sin obras de este tipo.