María Agüero y Eric Rivarola están imputados por “sustracción de menores en concurso real con falso testimonio”.
María Victoria Agüero y Eric Emanuel Rivarola, los vecinos de Abril Caballé detenidos por la desaparición de la nena, enfrentan una situación judicial cada vez más complicada.

En las últimas horas, el juez de Garantías de La Plata, Eduardo Silva Pelossi, sostuvo que ambos seguirán presos e imputados por el delito de “sustracción de menores en concurso real con falso testimonio”.

Las penas bajo esta carátula van de 5 a 14 años de prisión, si es que la Justicia los encuentra culpables de haber ocultado a la nena durante casi seis días en una quinta de la localidad de Punta Indio.

Hasta el momento, los investigadores no pudieron determinar en dónde estuvo la nena de 10 años durante esos seis días en que fue intensamente buscada.

Si bien Abril apareció en la casa de Agüero y Rivarola, según los testimonios que figuran en la causa, Rivarola declaró ante los agentes de la Policía Bonaerense que la nena siempre estuvo en su casa. “No se fue. Cuando llegaba la Policía se tapaba los pies con una frazada y el cuerpo con las prendas que estaban colgadas. Estuvo con nosotros todos estos días, pero no todo el tiempo acá“, habría dicho.

La misma Abril aseguró que pasó los días en “una casa abandonada” cerca del arroyo Sarandí, una zona azotada por tormentas. Sin embargo, el SAME constató que no presentaba signos de deshidratación, o de haber enfrentado condiciones climáticas adversas, no parecía que hubiese pasado hambre.

En ese sentido, los especialistas le dijeron al fiscal de la causa que Abril “se encuentra manipulada por Victoria desde antigua data”, razón por la que la nena no quiere hablar con su mamá. Por su parte, el intendente de Punta Indio, Hernán Yzurieta, dijo en diálogo con TN que la mujer es una “psicópata” que buscaba “quedarse con la menor”.

Por el momento, la Justicia decidió derivar a Abril a una Casa de Abrigo de La Plata.

Fuentes judiciales revelaron que una de las hipótesis del caso contempla que hubo al menos un cómplice de la pareja, que cuidó de Abril mientras ellos declaraban en la fiscalía la noche previa a que apareciera.