Uno de los delincuentes, de 19 años, decidió ir a la subcomisaría 22º y confesar lo que había hecho. 

Un robo con final inédito se dio este jueves cuando dos ladrones armados abordaron a una mujer en Derqui al 7100, en la zona noroeste de la ciudad y bajo amenazas obligaron que la víctima entregue el Volkswagen Suran en el que se trasladaba. El coche sustraído apareció abandonado unos minutos después y uno de los ladrones decidió entregarse a la policía.

El vehículo apareció en calle 25 de Mayo entre Forest y White. Personal policial realizó un patrullaje por la zona y uno de los delincuentes, al verse cercado por las fuerzas de seguridad, decidió ir por sus propios medios a la subcomisaría 22º y confesar lo que había hecho.

El delincuente fue identificado como Ignacio C., de 19 años, quien permanece detenido.