Se llama Adriano Modarelli y ganó una beca entre 200 estudiantes para estudiar una semana de conocimiento económico, cultural y ambiental.
El joven Adriano Modarelli, estudiante del Colegio Santo Tomás y apasionado por la fotografía, viajará, en enero, a las Islas para experimentar una semana de conocimiento económico, cultural y ambiental allí. También se contactarán con miembros de la comunidad.

Es uno de los cuatro jóvenes de Argentina, Chile, Uruguay y Brasil, que fueron elegidos entre 200 aspirantes, en el marco de la competencia para estudiantes sudamericanos que viene organizando el gobierno británico como política de acercamiento y seducción que busca deslegitimar la soberanía argentina de las islas Malvinas.

Con una filmación de un minuto que envió a la embajada británica en Argentina, respondiendo al concurso: “¿por qué me gustaría conocer a sus vecinos de las Falklands?”, Adriano Modarello convivirá una semana en enero del año próximo, con la población inglesa implantada en las islas Malvinas, donde experimentará una estadía de conocimiento cultural, con el objeto de adoptar sus hábitos y tradiciones e involucrarse en su economía, naturaleza y medio ambiente.

El viaje y la estadía, es solventado por el gobierno colonial británico de usurpación isleña y coordinado por las embajadas británicas en Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. Y junto a él, viajaran otras tres jóvenes de dichos países, donde Gran Bretaña extiende sus vínculos y a través de los cuales posee vuelos aerocomerciales y nexos económicos, que se han ido ampliando por las políticas de entrega de soberanía implementadas por el gobierno del presidente Mauricio Macri.

Modarelli fue abanderado en el colegio Santo Tomás de Aquino en Campana y actualmente está cursando el primer año de la carrera de actuario en la Universidad del Salvador. “Para empezar me daría la oportunidad de entrar en contacto con otra cultura”, dijo en la segunda frase de su exposición. Adriano ya conoce Inglaterra y espera encontrarse con una comunidad semejante: “Gente amable y abierta a responderte sobre cualquier cosa con respeto y sin cruzar líneas, dispuesta a salirse de lo cotidiano y a interactuar con personas que vengan de afuera”.

En Malvinas quiere mejorar su inglés, recorrer Dockyard Museum, la Catedral y el Cementerio de Darwin, donde yacen enterrados 237 héroes de guerra de 1982.

Katarina Gonzaga de Moraes de Brasil, Constanza Riquelme de Chile y Victoria Alvez de Uruguay son las otras ganadoras del concurso. Prometió llevar su mate, alfajores y dulce de leche para que los habitantes de las islas prueben los sabores argentinos. Y, tal vez, anunció que le regalará a la familia que lo hospede una pintura hecha por él.

Su condición de argentino lo invita a la reflexión: se pregunta cómo será recibido, qué pensarán de él.

“Es un desafío, cargamos con un pasado complicado. Pero no lo tenemos que ver como algo restrictivo, sino como una barrera a superar, algo que nos invite a animarnos a conocer. Me gustaría hacer hincapié en el diálogo”.

Adriano supone que los isleños creen que los argentinos los odian y los responsabilizan por el conflicto bélico, “cuando en realidad la culpa fue de las personas que estaban en el poder”, reflexiona.

“Es muy triste lo que pasó, que muchas personas hayan perdido la vida por decisiones que no fueron democráticas. Pero no tenemos que seguir fomentando el odio, sería como ir poniendo bombas que en algún momento van a volver a explotar”, explica el ganador.