La joven, que cumple reclusión perpetua por el crimen de su ex novio Fernando Pastorizzo, fue atendida en el penal y luego en el Hospital San Roque
Luego de que Nahir Galarza, la joven que fue condenada a prisión perpetua por el crimen de su ex novio Fernando Pastorizzo en 2017, confesara que está embarazada de cinco meses y que no sabe con certeza quién es el padre del bebé en camino, el Servicio Penitenciario de Entre Ríos salió a desmentirlo.

“Se procedió a hacerle los estudios correspondientes y dio negativo. Primero fue atendida en el servicio de sanidad de la unidad de ginecología y posteriormente corroborado en el Hospital Materno Infantil San Roque”, precisaron fuentes del Servicio Penitenciario entrerriano.

Ahora, los directivos de la Unidad Penal Nº 6 Concepción Arenal analizan qué sanción le corresponderá a Nahir por sus dichos.

Según una nota publicada por el sitio Ahora, al que Nahir le dio una entrevista en exclusiva, la reclusa había presentado sangrados y un fuerte dolor abdominal por lo que fue llevada a la guardia y contó que estaba embarazada de 20 semanas. “Lo oculté por miedo, porque quiero cuidar a mi bebé”, había admitido la joven.

“Mi idea era seguir esperando y aguantar lo que más pudiera, más que nada por este miedo, pero ahora no me quedó otra. Supongo que va a ser un escándalo cuando se entere todo el mundo, con sus críticas y sus opiniones; también quería evitar eso”, remarcó.

De acuerdo a su relato, la única que siempre supo de su estado fue su amiga y compañera de celda, Yanina Soledad Lescano. “Que ella sepa me genera confianza. Me ayuda porque yo no tengo ni idea y ella es mamá, y como mamá me contiene y me da consejos, me hace sentir bien. Se lo dije porque me generaba tranquilidad que ella, que está acá conmigo, lo supiera”, había dicho.

Consultada acerca de quién es el padre de la criatura, Nahir se mostró dubitativa y no supo contestar con precisión. “No sé quién es el padre, no lo puedo confirmar porque no estoy segura”, resaltó.

Con esa respuesta, la joven dio a entender que además de Matías Caudana, que fue la única relación amorosa que se le conocía, tuvo contacto sexual con otras personas. “Con Matías tuve una relación de amistad, pero fue a principio de año y después ya no me vi más y no supe más nada. Tengo otros amigos, compañeros, gente nueva que he conocido”, explicó. Y continuó: “He conocido gente en la facultad, o gente que me ha llamado, con la que pegué onda, o conocidos de mis compañeras…”.

Actualmente, Nahir se encuentra alojada en un pabellón de máxima seguridad. “Deseo que pueda vivir fuera de este lugar, que sea feliz, que nunca tenga que pasar por nada de lo que yo viví”, señaló.

“Acá estoy bien contenida. Tengo miedo de que me lleven a otro lado, por eso también no lo contaba”, concluyó.