Mientras se realiza el operativo especial, la Ministra de Salud provincial, Andrea Uboldi, dialogó con la prensa y mostró conformismo por el trabajo que se está realizando. “La verdad es que estamos muy contentos. Todo va muy cronometrado, con muchos recursos para recibir a cada paciente que se va trasladando”, dijo.

“Los más complicados son los neonatos que son los niños que están en las unidades neonatales y tienen el mayor requerimiento para llegar en condiciones”, agregó la funcionaria.

Al ser consultada sobre las idas y vueltas que frentaron el traslado, Uboldi remarcó: “Con muchos obstáculos, de los hospitales que migramos fue el que más nos costó. No somos improvisados porque ya tuvimos varias experiencias como Ceres, Venado Tuerto y Cemafe. Es un momento único porque todo el personal del hospital está acá. Me decía uno de los chicos, ‘es la primera vez que nos vamos a encontrar todos, porque en días normales cada uno hace su turno y se vuelve a su casa’. Está todo el equipo trabajando”.

Nueva guardia

En un momento de la rueda de prensa, El Litoral preguntó por cómo será la nueva guardia; a lo que la ministra de Salud respondió: “Paciencia para la población, seguramente habrá algún inconveniente cuando se empiece a atender. Comprendamos que esta guardia nace diferente, es una de urgencia y emergencia, diferente al que se tenía en el viejo hospital. La idea es ponerla en marcha mañana”.