Llegó el día cero para la migración al nuevo hospital Iturraspe, ubicado en el norte de la ciudad, sobre la remozada avenida Blas Parera, entre calles Berutti y Gorriti.

Minutos después de las 7 de este sábado, Ángeles Cabana —la primera paciente neonatal en abandonar el viejo Iturraspe— fue trasladada al flamante edificio y se convirtió en la primera, de los 61 pacientes, en migrar.

El operativo se dividió en dos puntos de partida para trasladar a 15 pacientes adultos críticos y 18 bebés, algunos internados en alta complejidad y otros en media, que requirieron un respirador artificial de traslado.

El Litoral acompañó de cerca el recorrido intenso entre el viejo y el nuevo nosocomio. Las seis ambulancias de la Subsecretaría de Emergencia y Traslado (SET), más las unidades de traslados propias del efector público, hicieron posible una conexión fluida entre el edificio de bulevar Pellegrini y avenida Freyre, y el nuevo hospital. Tan ágil funcionó el operativo que, para las 12 del mediodía, ya estaban trasladados todos los pacientes, contó a El Litoral la secretaria de Gestión Territorial del Tercer Nivel de Atención en Salud, Patricia Morales. “Se completó mucho más rápido de lo que esperábamos, sin ninguna complicación, los equipos del hospital trabajaron excelente, primeros más temerosos pero cuando agarraron confianza empezaron a cargar más pacientes y se agilizó el trabajo”, dijo. A la vez, reconoció el permanente acompañamiento de la policía y de los inspectores municipales.

Para el recorrido fue utilizado el carril del Metrobús, hasta calle Berutti, para finalmente ingresar por la parte posterior al hospital.

La estrategia de migración

En diálogo con El Litoral, Francisco Sánchez Guerra, subsecretario de Emergencia y Traslado explicó: “Hoy es el día cero. Lo hemos armado separando a los pacientes en tres partes. Los más críticos son los neonatales, que son los que salen primero; en segundo lugar, personas críticas que estén en terapia; y en tercer lugar, los pacientes de internación”.

Luego, el médico comentó sobre el traslado: “Salen con una cápsula policial, en un operativo de tránsito especial realizado en conjunto con agentes de policiales, de la Municipalidad y de bomberos voluntarios. Cuando llega al nuevo hospital, nos avisan y sale otro desde el viejo”.

Casi sin contratiempos y sin perder un instante la atención médica, los pacientes se despedían de un efector para ser recibidos en el nuevo Iturraspe por enfermeros y doctores, tanto de terapia como de neonatología.

“Todo va muy cronometrado”

El nuevo hospital Iturraspe fue inaugurado en mayo de este 2019. Luego de varias idas y vueltas, incluso con amparos judiciales de por medio, este sábado atiende a sus primeros pacientes. “La verdad es que estamos muy contentos. Todo va muy cronometrado, con muchos recursos para recibir a cada paciente que se va trasladando”, valoró Andrea Uboldi, ministra de Salud de Santa Fe, y agregó acerca de los recaudos a tener en cuenta en la migración: “Los más complicados son los neonatos, que son los niños que están en las unidades neonatales y tienen el mayor requerimiento para llegar en condiciones”.

Sobre los contratiempos que se dieron hasta llegar al “día cero”, la ministra sostuvo que “fue mucho tiempo y con muchos obstáculos, de los hospitales que migramos fue el que más nos costó. No somos improvisados porque ya tuvimos varias experiencias como Ceres, Venado Tuerto y el Cemafe. Es un momento único porque todo el personal del hospital está acá. Me decía uno de los chicos, ‘es la primera vez que nos vamos a encontrar todos, porque en días normales cada uno hace su turno y se vuelve a su casa’. Está todo el equipo trabajando”.

La atención

Ante la consulta de este medio sobre cuándo y cómo será la atención en la guardia del nuevo Iturraspe, Uboldi pidió “paciencia para la población”, y anticipó que “seguramente habrá algún inconveniente cuando se empiece a atender. Comprendamos que esta guardia nace diferente, es una de urgencia y emergencia, diferente al que se tenía en el viejo hospital. La idea es ponerla en marcha mañana (por hoy), lo que definiremos, de acuerdo a los tiempos, es la guardia pediátrica”. Sin embargo, en el transcurso de la tarde se resolvió que también comience a funcionar este domingo.

A su vez destacó que la cantidad de pacientes internados, son 61, es baja para el volumen de camas con las que cuenta el flamante edificio. “El personal nos dice ‘gracias’, me llevo mucha satisfacción porque fue un gran trabajo de todo el Ministerio, del equipo del Iturraspe y de los otros hospitales a los que les tengo que agradecer enormemente, al Mira y López, al Sayago, al Cullen y al Alassia”, agradeció la referente de la cartera de Salud provincial.

Sensaciones

Silvia Bogliolo, jefa de Quirófano Central del Iturraspe, contó emocionada que “estamos orgullosos y agradecidos del hospital que nos dieron. Siempre digo que se inaugura un hospital cada 100 años y nos tocó a nosotros”. Al mismo tiempo valoró que “tenemos la mejor tecnología en el quirófano central, no tengo más que agradecer. Hoy es un día de mucho llanto y emociones, porque hace 36 años que trabajo en el Iturraspe”.