El candidato del Frente de Todos puso el acento en la crisis socioeconómica. El presidente replicó con la corrupción. Hubo imputaciones personales cruzadas.

Los seis candidatos que compiten por la Presidencia participaron del segundo debate presidencial de cara a los comicios del 27 de octubre, en el salón de actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Y el peso específico de las figuras de Alberto Fernández y Mauricio Macri definió buena parte del tono bajo el mismo formato acotado que en Santa Fe, pero con más “grieta” en los contenidos. Eso sin olvidar los saludos por el día de la madre.

Marcelo Bonelli y María O’Donnell fueron los encargados de dar la palabra en el primer bloque. Mónica Gutiérrez y Claudio Rígoli se ocuparon de la segunda mitad.

Alberto F. ratificó que la inseguridad -en el criterio del Frente de Todos- “está vinculada a desigualdades” y cuestionó que “el consumo de droga aumentó en estos años. Tenemos que ser serios, presidente; el presupuesto en seguridad cayó reales 35 %; hubo 3262 personas asesinadas el año pasado”.

Mauricio Macri replicó: “…ellos abnandonan a las víctimas del delito, alientan las barras, menosprecian las fuerzas de seguridad y transforman la justicia en puerta giratoria llegamos; llegamos a importar 20 mil kilos de efedrina por año cuando Alberto era jefe de gabinete”.

En el capítulo sobre seguridad, el mandatario dijo que “condenamos a Hezbollah” mientras el kirchnerismo “quizo encubrir a los responsables del atentado a la Amia”. También ratificó que “bajamos 30 % los homicidios y desaparecieron los secuestros”. Sobre el caso Maldonado señaló que “el ataque a Gendarmería no fue casualidad”, porque es la fuerza encargada de combatir narcos. Y recordó que el récord de muertes por gatillo fácil fue en 2014; “el doble” que en la actualidad.

Sobre empleo, producción e infraestructura, Alberto Fernández criticó la tasa “más alta en 13 años” y cuestionó que Macri “uberizó” la economía en un modelo en el que “el empleador se quita obligaciones y el que trabaja pierde derechos”. Recordó que se cerraron 43 empresas por día y que se utiliza sólo el 60 % de la capacidad fabril instalada.

Planteó que en su gestión eventual las fábricas no pagarán tarifas dolarizadas “que benefician a los amigos del presidente”, que “lo que hizo fue llenar los bolsillos de los amigos”.

Macri replicó con los modelos de Vaca Muerta y en frigoríficos. Y embistió contra la “matriz de corrupción del kirchnerismo”, gobierno del cual “Lavagna se fue denunciando” mientras Alberto Fernández “se fue sin denunciar nada”. “Dimos vuelta la energía después del peor gobierno de la historia”, señaló en referencia a la recuperación de exportaciones de gas y el desarrollo de fuentes alternativas.

Además le cuestionó a Alberto por citar a su padre; “es de mal gusto citar una persona que no está en este mundo”, señaló en respuesta al caso del Correo. No olvidó “los departamentos de Muñoz, los bolsos de López, la efedrina… usted no vio nada y estaba en la oficina de al lado”.

De hambrientos y narcos

“Cuando termine el mandato dejará 40 % pobres; uno de cada dos chicos” en esa condición. le recordó el candidato del Frente de Todos al presidente. “Nos avergüenza que en este país que produce alimentos para 400 millones no seamos capaces de dar de comer a 15 millones argentinos desamparados. Vamos a ocuparnos de que el hambre se termine”, embistió Fernández.

“ESte este gobierno pasó todos los límites al hacer pasar hambre a la gente; la ley de emergencia todavía nos e ha puesto en marcha”, reseñó. Y agregó más adelante que “el presupuesto en vivienda desde 2015 se redujo sensiblemente; procrear se redujeron 81 %; los créditos UVA iban a ser solución y son drama”.

El postulante de Juntos por el Cambio replicó que “es indignante” que “la única idea genial” que tuvieron los kichneristas sobre la pobreza fue “ocultarla” con un decreto de Alberto cerrando datos del Indec. El presidente dejó rápido el capítulo de desempleo y en cambio atacó con las obras contra inundaciones en La Plata y la situación actual en La Matanza. Y anunció que los créditos hipotecarios UVA se actualizarán por salario desde el 1 de enero. “Nos mintieron 12 años e infectaron al país con narcotráfico”.

Tras bambalinas

El presidente Macri cruzó al candidato Fernández, no solo en el escenario sino también detrás del mismo en uno de los cortes del debate.

Según informó La Nación, testigos aseguraron que, al término del primer bloque, el mandatario reprochó la mención de Franco Macri -padre del Mauricio- por parte del candidato del Frente de Todos en su discurso. A su vez, este le habría contestado que era un “inmoral” y un “mentiroso”.

Si bien los cruces fueron parte del intercambio dialéctico entre ambos durante el encuentro, el clima se tensó durante el corte al punto que los observadores habrían temido que el asunto pase a mayores.

Una vez concluido el debate, Macri y Fernández evitaron el saludo. Aunque posaron uno junto al otro en la foto final, no se miraron y se fueron por distintos caminos hacia la salida.