El príncipe Enrique de Gran Bretaña ha reconocido tensiones con su hermano mayor, el príncipe Guillermo, por primera vez, diciendo que están en “caminos diferentes”.

Enrique hizo los comentarios en una entrevista con Tom Bradby de ITV, grabada durante el reciente viaje de los duques de Sussex a África. La entrevista fue parte de un documental de ITV de una hora de duración que se transmitió el domingo.

Bradby preguntó: “Ha habido muchas noticias en la prensa sobre las peleas con tu hermano. ¿Cuánto de eso es cierto?”.

Enrique respondió: “Parte de este papel, parte de este trabajo, esta familia, estar bajo la presión de lo que está pasando, inevitablemente suceden cosas. Pero somos hermanos. Siempre seremos hermanos.

“Ciertamente estamos en caminos diferentes en este momento, pero siempre estaré allí para él, y como sé, él siempre estará allí para mí. No nos vemos tanto como solíamos, ya que estamos tan ocupados. Pero lo amo mucho y sabes que la mayoría de las cosas son probablemente, bueno, la mayoría de las cosas se crean de la nada. Pero como hermanos, uno tiene días buenos y días malos”.

Ha habido rumores en los tabloides de una grieta entre los hermanos, pero con mayor frecuencia esos rumores se refieren a las esposas de los hermanos, Meghan, Duquesa de Sussex, y Catalina, Duquesa de Cambridge.

La supuesta grieta ha sido citada como una de las razones por las que Enrique y Meghan se mudaron del Palacio de Kensington en mayo, pero una fuente de CNN cercana a ambas duquesas dijo que tenía más que ver con que Enrique quería una mayor independencia y Guillermo necesitaba su propio equipo en preparación para el cambio de reinado, cuando su padre se convierte en rey.

En un evento de la fundación real en febrero de 2018, Enrique y Guillermo sugirieron que si había desacuerdos eran entre los hermanos y no entre las esposas.

El documental de ITV incluyó una entrevista con Meghan en la que dio un vistazo a su vida personal, admitiendo que ha luchado para lidiar con ser una nueva madre en el centro de atención.

“Cualquier mujer, especialmente cuando está embarazada, es realmente vulnerable, y eso fue realmente desafiante”, dijo Meghan en el video. “Y luego, cuando tienes un recién nacido, lo sabes. Y especialmente como mujer, es mucho. Entonces, agregas esto además de tratar de ser una nueva madre o tratar de ser un recién casado”.

Meghan se emocionó cuando Bradby le preguntó sobre el impacto que ha tenido en su salud mental y física.

“Gracias por preguntar. No mucha gente ha preguntado si estoy bien, pero es algo muy real para pasarlo detrás de escena”, dijo.

Cuando el periodista le preguntó a Meghan si eso significaba que no estaba bien, y que “realmente” ha sido una lucha, la ex actriz simplemente dijo “Sí”.