En los últimos tres meses hubo, al menos, cinco despidos sin causa. Este martes a la mañana los trabajadores se reunieron desde las 9 en la empresa para reclamar respuestas e indemnizaciones.

Tras varios despidos sin razón a los choferes de los colectivos de Ersa, los empleados se manifiestan frente a las puertas de la empresa este martes desde las 9. Por ahora, se trata sólo de una protesta, que no pasará a ser medida de fuerza (asamblea). Los choferes esperan una respuesta de la Secretaría de Trabajo, para que los llamen a una audiencia.

La protesta comenzó con muy pocos trabajadores ya que el gremio no los apoya en su reclamo. “Nos cansamos de esperar respuestas de la empresa y hace cuatro semanas que el gremio no nos responde, entonces decimos organizarnos nosotros solos”, contó el empleado Pablo López al móvil de Aire de Santa Fe. “No podemos dejar a la gente sin transporte, por eso no vamos a llevar a cabo una medida de fuerza”, aclaró enseguida.

López también informó que están a la espera del llamado a audiencia de la Secretaría de Trabajo para discutir la forma en que despidieron a los trabajadores, “con la excusa de que no hay dinero en la empresa”. Los empleados de Ersa solicitaron que la Secretaría de Trabajo realice una conciliación obligatoria a través de un abogado.

“Si no hay soluciones concretas, vamos a tener que tomar medidas más fuerte”, advirtió el chofer, quien aclaró que “no quisimos ir contra el sindicato, pero no tenemos otra opción ante los reclamos sin indemnizaciones y la falta de pago de salarios de los despedidos”.

Lucas Robledo es uno de los choferes despedidos. Trabaja en la empresa desde hace tres años y hace un mes le enviaron un telegrama de despido y desde entonces no recibió su indemnización. “Con un grupo de cinco compañeros fuimos despedidos sin razón, indemnización y cobro de sueldo”, contó el hombre y aclaró que “nos enviaron el documento bajo el artículo 247, o sea, que nos quieren indemnizar con un 50% del sueldo”.

En cuanto a las protestas, señaló que “hoy venimos a reclamar la reincorporación de los despedidos sin causa”. Robledo también manifestó varias irregularidades en las condiciones en que trabajaba. “Hace poco tuve un accidente de trabajo y desde la empresa me dijeron que vaya al médico con mi obra social”, relató el chofer. “Estamos totalmente a la deriva”, se quejó.

Detrás del hombre, en el estacionamiento de la empresa hay varios colectivos estacionados que no se están utilizando. “Hay menos frecuencia porque cada vez quedan menos choferes”, remarcó Robledo.