Se trata de LDA de 35 años. La medida cautelar fue impuesta por el juez Alejandro Mognaschi a pedido del fiscal Martín Castellano. El funcionario del MPA también le atribuyó la autoría de los delitos de amenazas simples y lesiones leves agravadas por el vínculo y por ser en un contexto de violencia de género.

Un hombre de 35 años cuyas iniciales son LDA quedó en prisión preventiva sin plazo en el marco de la investigación por el homicidio de Brian Ezequiel Ojeda cometido el sábado 12 de octubre en la ciudad de Rafaela. La medida cautelar fue dispuesta por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Alejandro Mognaschi, a raíz del pedido formulado por el fiscal Martín Castellano en el marco de una audiencia realizada en la mañana de hoy en los tribunales de la ciudad cabecera del departamento Castellanos.

El hombre investigado fue imputado ayer por el fiscal Castellano por dos hechos ilícitos. En tal sentido, el funcionario del MPA le atribuyó la autoría de los delitos de homicidio doloso simple, lesiones leves agravadas (por el vínculo, por haberse cometido contra una mujer y por mediar violencia de género); amenazas simples y lesiones leves agravadas (por el vínculo). Todos los delitos fueron atribuidos en concurso real entre sí.

Con un cuchillo

“El homicidio que investigamos fue cometido en horas de la noche del sábado 12 de octubre en la intersección de calles Echeverría y Don Orione de Rafaela”, precisó Castellano. El fiscal explicó que “el imputado y Ojeda comenzaron a discutir en forma verbal y luego mediante golpes de puño en la vía pública hasta que, en un momento determinado, LDA le aplicó una puñalada en el tórax a la víctima con un cuchillo tipo cocina de tamaño considerable. La agresión derivó en su fallecimiento en el hospital Jaime Ferré alrededor de las 22:30”.

Castellano sostuvo que “el imputado actuó con pleno conocimiento y con voluntad de lograr la muerte de Ojeda y de los medios que utilizó para conseguir tal propósito”.

Violencia de género

El segundo hecho ilícito investigado fue cometido el martes 8 de enero –también de 2019– alrededor de las 19:30. “El imputado fue a una vivienda ubicada en inmediaciones de calle Dean Funes de la ciudad de Rafaela, lugar donde estaba su expareja junto al hijo que tienen en común”, especificó Castellano.

“Desde la calle, LDA llamó a los gritos a la mujer. Una vez que salió, el imputado la insultó y la amenazó, actitud que causó temor en ella”, relató el fiscal. “Seguidamente, le aplicó un golpe de puño que provocó la caída de la víctima al suelo”, precisó.

“Luego de ello, el hijo que tienen en común intentó interceder en defensa de su madre, oportunidad en la que su padre lo golpeó con una piedra detrás de la oreja derecha”, explicó Castellano. En tal sentido, el funcionario del MPA aclaró que “con el accionar descripto, el imputado provocó a su expareja y a su hijo diversas lesiones consideradas desde el punto de vista médico legal como leves”.

Finalmente, el fiscal afirmó que “los hechos fueron atribuidos en un claro contexto de violencia de género, evidenciando una desigualdad de poder entre las partes que encuadraría dentro de lo normado por la Ley 26.485 de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar las violencias contra las mujeres”.

Detención

LDA fue detenido entre la medianoche y la madrugada del domingo 13 de octubre en la ciudad de Arroyito, en la provincia de Córdoba. “Personal de la policía cordobesa junto a oficiales y suboficiales de la Unidad Regional 5 de la policía santafesina desplegaron un operativo en el acceso a la ciudad de la vecina provincia, en el cual lograron la detención de la marcha del vehículo en el que LDA se transportaba y su posterior aprehensión”, explicó Castellano.

Asimismo, el fiscal informó que “se efectuó un allanamiento -con las actuaciones legales correspondientes- en el domicilio del imputado, lugar donde se secuestraron elementos que guardan relación con los ilícitos cometidos”.