El guarismo ya alcanzó el 37,3 por ciento en lo que va del año y el 53,4 de forma interanual. Equipamiento y mantenimiento del hogar y Atención médica y gastos para la salud fueron los rubros que más aumentaron.

El índice de precios al consumidor de Santa Fe aumentó 5,7 por ciento en septiembre y se convirtió en la mayor suba del año. De esta forma la inflación provincial acumula 37,3 por ciento en lo que va del año y un 53,4 por ciento en 12 meses, según el relevamiento que realiza el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec).

Equipamiento y mantenimiento para el hogar se ubicó como el rubro que registró una mayor alza, subió 9,3 por ciento. Luego siguió atención médica y gastos para la salud con una suba del 8,7 por ciento, impulsada por el nuevo aumento de la cuota de las medicina prepagas que autorizó el gobierno nacional y el alza de costos de los insumos médicos producto de la devaluación que se trasladaron a los pacientes.

En tercer lugar se ubicó el alza del rubro esparcimiento (7 por ciento), luego siguió indumentaria (6,6 por ciento) y alimentos y bebidas (5,8 por ciento). Transporte y comunicación subió 5 por ciento y educación 2,9 por ciento.

En el segmento alimentos y bebidas los mayores incrementos los registraron los precios de la cebolla (29,5 por ciento), banana (22 por ciento), pollo entero (15,1 por ciento) y queso crema (11,6 por ciento), según el informe del Ipec.

El alza del índice de precios al consumidor de septiembre que se ubicó en 5,7 por ciento es la mayor suba mensual registrada durante 2019. En agosto el índicador había subido 3,7 por ciento, julio 2,3 por ciento, junio 2,8 por ciento, mayo 3,2 por ciento, abril 3,4 por ciento, marzo y febrero 3,9 por ciento y enero 3,4 por ciento.

El jueves pasado, el Indec reveló que la inflación en septiembre registró un alza del 5,9 por ciento, lo que representó la cifra más alta desde septiembre del año pasado, cuando llegó al 6,5 por ciento, y una de las tres más elevadas que registraron durante la administración de Mauricio Macri.

En medio de la peor recesión económica desde 2001, la administración macrista cierra el mandato con la peor tasa de inflación desde 1991. Así, el Indice de Precios al Consumidor acumula un alza del 37,7 por ciento en lo que va de 2019 y de 53,5 por ciento en doce meses.

La mayores alzas observadas por el organismo nacional fueron las de prendas de vestir y calzado (9,5 por ciento); salud (8,3 por ciento); bienes y servicios varios (8,2 por ciento); recreación y cultura (7,6 por ciento); equipamiento y mantenimiento del hogar (7,4 por ciento) y comunicación (6,7 por ciento).

Siguieron alimentos y bebidas no alcohólicas (5,7 por ciento); bebidas alcohólicas y tabaco (5,7 por ciento); restaurantes y hoteles (5,2 por ciento); transporte (4,7 por ciento); vivienda, agua, electricidad, gas y otros (2 por ciento) y educación (1 por ciento).