La cámara que agrupa a YPF, PAE, Shell y otras presentó una acción de amparo ante la justicia federal de Neuquén.

La Cámara Argentina de la Energía (CADE) presentó una acción de amparo ante el Juzgado Federal de Neuquén para pedir la inconstitucionalidad de los Decretos de Necesidad de Urgencia (DNU) 566/2019 y 60172019, que definieron el congelamiento de precios de las naftas.

La CADE “considera que estas medidas afectan en forma directa el normal desarrollo del mercado de hidrocarburos y combustibles del país”, indicó la cámara en un comunicado.

“El congelamiento de precios generó una grave distorisión que repercute en los niveles de inversión, la actividad y el empleo”, continuó el comunicado.

La CADE se conformó a comienzos de este año y agrupa a las empresas que representan el 80% del mercado petrolero, tanto downstream (la extracción) como upstream (la refinación).

El viernes 13 de septiembre último, el presidente Mauricio Macri recibió a los directivos de la cámara. Participaron el CEO de CADE, el exembajador en Brasil Carlos Magariños, y altos ejecutivos de las principales empresas: Miguel Gutiérrez (YPF), Marcos Bulgheroni (PAE), Teófilo Lacroze (Raízen), Sean Rooney (Shell), Eric Dunning (Chevron), Germán Macchi (Pluspetrol) y Carlos Seijo (Total).

La CADE activó la denuncia por inconstitucionalidad a tres semanas de que venza formalmente el congelamiento de precios, que finaliza el 13 de noviembre próximo. Fuentes del sector indicaron que se trata de hacer un posicionamiento institucional, sectorial y que, eventualmente, cada compañía definirá si avanza de manera individual en un reclamo económico.

“Es una acción colectiva, que requiere de la coordinación y de consensos de un grupo grande de empresas. Se evaluó que presentarla valía la pena para sentar una posición, pero dejando en claro que esto no tiene que ver con el proceso político, con las elecciones, sino con un tema de regulaciones”, indiaron fuentes de la entidad. “Esto afecta el funcionamiento del mercado, por eso quisimos fijar una línea de acción y plantear que para la industria es muy importante que el mercado funcione con parámetros internacionales”, agregaron.

YPF, la principal petrolera del país y de control estatal, también acompañó el reclamo como integrante de la CADE, aunque ninguna empresa firmó la demanda de manera particular.

La petrolera que preside Gutiérrez nunca ocultó su oposición al DNU que congeló los precios de las naftas.

Según dos petroleras consultadas por TN.com.ar, el litro de nafta debería costar hoy entre 17 y 20 por ciento más de lo que sale, si se liberaran los precios. Eso, de acuerdo a la variación del crudo Brent (la referencia internacional) y del dólar.

Hace un mes, el 19 de septiembre, el Gobierno autorizó a las empresas a aumentar 4% el precio de los combustibles. Eso llevó a que el litro de nafta premium de YPF subiera a 52,49 en la Capital Federal, que la súper llegara a $45,49, que el diésel costara $42,59 y que el diésel premium subiera a $49,84.

Así, de liberarse los precios, la nafta súper debería rozar los 55 pesos.