Entre las víctimas del ataque perpetrado contra una familia mormona estadounidense en los estados de Chihuahua y Sonora se encuentran nueve menores de edad.

Al menos doce personas han muerto, entre ellas nueve menores de edad, en un ataque perpetrado contra una familia mormona estadounidense en una zona limítrofe entre los estados de Chihuahua y Sonora, en el norte de México, según un balance de víctimas confirmado por fuentes familiares.

Según la versión de dos parientes recogida por el diario mexicano «El Universal», los hechos se iniciaron en torno a las 9.30 horas del lunes, cuando tres mujeres y sus 14 hijos partieron desde la localidad de Bavispe, en Sonora, rumbo a la comunidad mormona de La Mora.

Durante el trayecto, uno de los vehículos sufrió una avería, por lo que un segundo coche regresó a Bavispe en busca de ayuda. Al volver al lugar, encontraron los cuerpos calcinados de una mujer y de sus cuatro hijos -dos gemelos de seis meses y otros dos niños de ocho y diez años- y fueron víctimas de un tiroteo que obligó a dos mujeres y diez menores a huir del lugar para tratar de ponerse a salvo.

En esta huida, las dos mujeres y cinco de los niños fueron asesinados, mientras que los otros cinco menores siguen en paradero desconocido, según estas fuentes. Dos familiares consultados por la agencia de noticias «Reuters» también han confirmado doce fallecidos como balance provisional de víctimas, a la espera de que se esclarezca la situación de los cinco niños.

Las víctimas pertenecían a la familia LeBarón, vinculada a una comunidad mormona que se estableció en el norte de México hace décadas.

Las autoridades no han podido aclarar los motivos del ataque, atribuido en principio a un grupo de la delincuencia organizada que incluso bloqueó el acceso a la zona para evitar una posible intervención de las fuerzas de seguridad. El ataque no se conoció hasta las 19.00 horas.

Los Gobiernos de los estados de Chihuahua y Sonora, ambos fronterizos con Estados Unidos, han señalado que se está llevando a cabo una investigación. En el comunicado, los gobiernos han informado de que las fuerzas de seguridad locales y federales han sido desplegadas hasta el lugar del ataque, sin ofrecer más detalles.

El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, ha dicho seguir «muy de cerca la situación en la sierra entre Sonora y Chihuahua». «La seguridad de nuestros connacionales es nuestra gran prioridad», ha subrayado en un mensaje en Twitter.