Así lo dispuso el juez Leandro Lazzarini a raíz del planteo formulado por la fiscal María Lucila Nuzzo. El imputado tiene 24 años y sus iniciales son MEM.

Un joven de 24 años cuyas iniciales son MEM quedó en prisión preventiva en el marco de una investigación que encabeza la fiscal María Lucila Nuzzo por el robo cometido en el local comercial Kefren de la ciudad de Santo Tomé. La medida cautelar fue impuesta por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Leandro Lazaarini, a raíz del pedido formulado por la fiscal del MPA.

MEM fue imputado por Nuzzo el domingo pasado, quien le atribuyó la autoría del delito de robo calificado (por el empleo de un arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada).

Riegos procesales

“El magistrado dio por acreditado los hechos que planteamos desde el MPA. También consideró que el imputado tuvo una conducta temeraria a raíz de que cometió el ilícito en un negocio ubicado en la principal avenida de Santo Tomé y en un momento en el que había mucha gente en la vía pública”, destacó la fiscal Nuzzo.

Por otra parte, la funcionaria del MPA sostuvo que “tal como postulamos desde la Fiscalía, el juez entendió que había riesgos procesales si el imputado recuperaba su libertad. Hizo un análisis integral de los requisitos establecidos en el Código Procesal Penal y ordenó la cautelar”. En tal sentido, agregó que “fuimos dos veces a su casa y no estaba; luego de cometer el ilícito borró información de sus cuentas en las redes sociales y tiene información acerca del lugar de trabajo de la víctima”.

La fiscal también subrayó que “el lunes 30 de septiembre libramos la correspondiente orden de detención del imputado, pero nunca se presentó” y concluyó que “el juez entendió que esa actitud lejos está de ajustarse a derecho”.

Al mediodía

La fiscal del MPA relató que “el ilícito que investigamos fue cometido minutos antes del mediodía del lunes 30 de septiembre”. En tal sentido, añadió que “el imputado ingresó al local comercial ubicado en inmediaciones de la intersección de la avenida 7 de Marzo y calle Laprida, amenazó al propietario con un arma de fuego y le sustrajo dinero en efectivo, un teléfono celular y siete prendas que colocó en una bolsa del negocio”.

“El joven investigado escapó del lugar, no obstante, quedó registrado por las cámaras de seguridad del local comercial”, agregó la fiscal.