La Secretaría de Estado de la Energía compartirá su experiencia BioBus con la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la cual transferirá a Santa Fe su gestión en la recolección de aceite vegetales usados (AVUs).                  

La secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese; y el presidente de la Agencia de Protección Ambiental (APRA) de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Juan Bautista Filgueira Risso, firmaron este miércoles un Convenio Marco de Cooperación y Asistencia Técnica para promover el desarrollo e implementación de políticas públicas sustentables.

Al respecto, Geese explicó que “APRA nos aportará todo el conocimiento en la gestión de la recolección de aceites vegetales usados para que en Santa Fe lo podamos aplicar mucho más fácilmente, con un seguimiento del residuo que garantiza que no vuelva al mercado comercial. Nosotros le aportamos a la ciudad de Buenos Aires todo lo que pudimos avanzar en nuestras diferentes experiencias BioBus que implementamos, para que también tenga un transporte público más sustentable”.

“Estamos hablando del aceite de cocina usado que, si lo tiramos a la cloaca, al pozo negro o a la basura, contamina las napas y el agua; pero si lo juntamos y procesamos, podemos obtener biodiesel. En la provincia tenemos empresas que pueden elaborar biodiesel con este aceite, como lo hicieron a principio de este año cuando organizamos los biorecitales de Ed Sheeran y Paul McCartney, que energizamos con generadores que funcionan con este tipo de combustible en reemplazo del gasoil, sin contaminar el ambiente y reduciendo las emisiones de particulado”, concluyó Geese.

Por su parte, el director de Bioenergías de la provincia de Santa Fe, Sebastián Lagorio, informó que “hace varios meses que venimos trabajando en este convenio con CABA. Ellos vienen trabajando en la recolección de aceites vegetales usados (AVUs) hace varios años, es una de las ciudades que tiene más sistematizado el proceso y, además, desarrollaron un software muy amigable y sencillo que les permite hacer toda la trazabilidad desde la recolección del aceite vegetal usado hasta la conversión en biodiesel o algún otro derivado”.

“Este software es importante porque los mismos recolectores lo recomiendan, lo están usando, es simple y nos permitiría una plataforma de integración con el resto de la región centro del país teniendo la misma base de datos y pudiendo, si hiciera falta, intercambiar datos. Es decir que vamos a tener los datos de los AVUs que sean recolectados en la provincia de Buenos Aires o CABA y sean procesados en Santa Fe”, explicó el funcionario.

El acto se realizó en la oficina de APRA en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.