Se trata de un hombre llamado Miguel Nievas, quien le habría confesado el crimen a su mujer y luego escapó.

Los investigadores del crimen de Daiana Almeida, la enfermera de San Nicolás que fue asesinada, identificaron a un hombre de 32 años como presunto autor del hecho. Según confirmaron fuentes policiales se trata de Miguel Nievas, una delincuente con antecedentes por homicidio, en un caso que ocurrió hace unos 9 años.

El hombre llegó a su casa en la madrugada de ayer con la ropa ensangrentada y luego la prendió fuego. A la mañana siguiente, con signos de estar bajo efecto de drogas, se habría despertado para luego confesarle el crimen a su esposa, una mujer identificada como R.M. Después, la amenazó y se dio a la fuga.

La joven enfermera fue encontrada muerta ayer en horas de la tarde en una zona alejada del área urbana de la ciudad, luego de que su madre -Silvia Gareca- denunciara en las redes sociales y en la comisaría primera de San Nicolás de los Arroyos que estaba desaparecida. “Por favor, es Daiana mi hija, si alguien la vio, salió de trabajar a las 00hs del hospital y no llegó a su casa. Por favor compartir”, había escrito la mujer.

Desde la dependencia policial iniciaron los operativos de rastrillaje. La búsqueda terminó cerca de la noche de este jueves de la peor manera. La mujer, de 30 años, fue hallada sin vida en cercanía al Molino Santa Clara.

Almeida trabajaba desde hacía seis años en el hospital San Felipe de 18 a 00. El miércoles había salido del centro de salud tras cumplir su jornada laboral y se dirigía a su casa a bordo de su moto cuando aparentemente fue abordada por el asesino.

Anoche, minutos después de las 20, un nene de 11 años divisó la moto de Almeida y dio aviso. En el rastrillaje al lugar, los uniformados encontraron el casco de la mujer y luego el cadáver. El caso quedó en manos de Ariel Tempo, titular de la fiscalía 4 del Departamento Judicial San Nicolás.

Los familiares de la enfermera pidieron esta mañana que dejen de acusar a su novio -con quien iba a casarse el 1 de febrero- y que “no se tergiversen los hechos”. Si bien admitieron que Daiana había mantenido una pelea telefónica con su pareja, Jesús Carnejo, pidieron que la gente “deje de decir cualquier cosa”.