Siete personas fueron detenidas en procedimientos realizados entre el miércoles y el jueves. El líder y otro miembro ya estaban tras las rejas. Se trata de una organización que traía droga desde Perú y la comercializaba en Funes, Fisherton, barrio Martin y Echesortu.

Una importante banda narco fue desbaratada entre el miércoles y el jueves pasado en Rosario. Traía droga desde Perú y la comercializaba en Funes, Fisherton, barrio Martin y Echesortu, entre las zonas más detectadas. Tras meses de investigación, la División Antidrogas de la Policía Federal delegación local allanó viviendas en la ciudad, en Funes y en dos celdas de la cárcel de Piñero. En total fueron detenidas siete personas –las otras dos estaban tras las rejas– El líder ya estaba preso desde junio pasado y continuaba dando órdenes desde allí. Secuestraron cinco millones de pesos, 111 mil dólares, vehículos y más de quince kilos de cocaína de máxima pureza.

El líder de la banda es de nacionalidad peruana. Fue detenido en junio pasado con tres kilos de cocaína y dinero en efectivo. Desde Piñero daba órdenes al resto de la banda, según expresó este viernes en conferencia de prensa el jefe de la Policía Federal Néstor Roncaglia.

La causa tuvo impulso en agosto pasado, cuando se comenzó a investigar la venta de droga que se realizaba en una vivienda de Valparaíso al 2700. Después de una serie de medidas, se llevó a cabo un operativo el pasado martes en Amenábar y Avellaneda, donde fueron arrestadas cinco personas.

Los compradores se desplazaban en un Chevrolet Aveo y los vendedores en un Peugeot 207. En el procedimiento se incautaron 15,5 kilos de cocaína. Los paquetes que contenían la droga tenían el logo de una corona, que significa la máxima pureza de ese estupefaciente. Por ese motivo, el operativo se llamó “Coronas blancas”.

Los 15,5 kilos de cocaína secuestrados están valuados en seis millones de pesos. Además, se incautaron tres millones de pesos en efectivo.

Otro automovilista que estaba en la zona supervisando la operación narco fue aprehendido en Avellaneda y Montevideo. Llevaba 1.300 dólares en efectivo, joyas y seis celulares.

Tras ese operativo, el juez federal Carlos Vera Barros, titular del Juzgado Federal Nº 3 de Rosario, ordenó once allanamientos en distintos domicilios de la ciudad, Funes y la cárcel de Piñero, en los que se aprehendieron a dos personas. Fueron llevados a cabo por la División Antidrogas de la PFA de Rosario, encabezada por el comisario Raúl Hirch y el subcomisario Hernán Kovacevich.

En uno de los allanamientos se detuvo a un hombre con 111 mil dólares, 2.100.000 pesos, tres vehículos, municiones calibre 22, 25 celulares, dos balanzas de precisión y otros elementos de interés para la causa. Ese allanamiento se llevó a cabo en Castellanos al 900, a una cuadra de la terminal de ómnibus Mariano Moreno. Otro de los procedimientos tuvo lugar este jueves en una estación de servicio de Baigorria y Circunvalación, donde fue aprehendido un joven de 28 años sospechado de ser el proveedor de la organización, quien a su vez recibía órdenes del líder de la banda.