El capitán sabalero se vio sacudido por la derrota en la final de la Copa Sudamericana ante Independiente del Valle.

El sueño de los más de 40.000 hinchas de Colón que dieron el presente en el estadio de Cerro Porteño quedó trunco ante Independiente del Valle. Es que el equipo conducido por Pablo Lavallén se vio superado por la escuadra ecuatoriana, que se impuso por 3-1 y se quedó con el anhelado título.

Tras el encuentro definitivo, Pulga Rodríguez habló con algunos medios y dejó una frase que todavía retumba en Colón: “Estamos pensando algo pero ahora en caliente no quiero decir mucho. No se trata de terminar mi carrera, pero hay cosas que analizar y ver con la familia”.

Hace poco más de una semana su hermano Walter reconoció que existe la posibilidad de que el Gobernador Juan Manzur lo sume a su equipo de trabajo como refuerzo: “Se conversó con el Gobernador y el vice sobre la posibilidad de tener un cargo en la Secretaría de Deportes de la provincia, él tiene que tomar la decisión, la idea es que vuelva a casa, no está lejos de volver, sería a Atlético Tucumán”.

“El agradecimiento a la gente que hizo el sacrificio para venir acá (Asunción) y de parte del plantel pedirle disculpas por no regalarle la primera estrella que todos queríamos. El dolor es profundo, es grande”, afirmó el Pulga, quien podría haber jugado uno de sus últimos partidos en Colón.