Las religiosas pertenecen a diferentes órdenes de Sicilia, Italia, fueron seleccionadas para viajar a África para predicar y regresaron gestando embarazos.

Tal como se conoce, las monjas son mujeres consagradas dentro del orden religioso del cristianismo y una de las reglas que respetan es la castidad y celibato. Dos de ellas fueron enviadas a África como misioneras pero en su regreso a Italia, volvieron embarazadas.

Las mujeres habían sido elegidas para esta tarea por ser originarias del continente africano. Según confirmó el diario Gazzetta del sud, una de las mujeres sufría fuertes dolores abdominales por lo que decidió acudir a un hospital. Luego de realizarle algunos estudios rutinarios, los médicos le informaron que se encontraba embarazada.

Luego de hacerse público este hecho, se inició una investigación para ir a fondo con este caso, ya que el papa Francisco ha manifestado en varias ocasiones su preocupación por los curas que abusan sexualmente de las monjas.

A su vez, el medio italiano reveló que desde el interior del ente religioso le permitieron a las mujeres que se retiren de sus órdenes para encargarse plenamente de la crianza de sus hijos.