Desde Uocra aseguraron que la empresa reclama el pago de la deuda que la provincia mantiene con ella desde julio, de lo contrario paralizará los trabajos a partir del viernes.

Desde el sindicato que nuclea a los trabajadores de la construcción confirmaron que la situación de la empresa es compleja y que a pesar de haber mantenido una nueva audiencia en la Secretaría de Trabajo no lograron resolver la problemática central.

La UTE entre Tecsa SA, Panedile SA y Eleprint SA reclama al gobierno de la provincia el pago de los certificados de obra adeudados desde el mes de julio, la cifra asciende a los 400 millones de pesos.

En caso de no recibir el dinero en las próximas horas, la empresa adelantó que suspenderá la obra desde el viernes.

“Lo que se resolvió hoy fue citar al Ministerio de Economía, que es el responsable de abonar los certificados para una nueva audiencia el próximo jueves”, adelantó Piccini.

El secretario de Uocra sostuvo que la situación que atraviesa la UTE que está a cargo de la segunda etapa de la obra del acueducto se repite en un importante número de obras en la capital provincial.