La mujer simulaba estar embarazada. Llevaba 15 paquetes de marihuana en una carcasa hecha con engrudo.

Una llamativa modalidad para transportar drogas detectaron en Mendoza: una falsa panza, que escondía más de 4 kilos de marihuana. Así, una “narco embarazada” sorprendió a las autoridades durante un control de rutina de transporte en la ruta 40, camino a la Patagonia.

El hecho se produjo durante un procedimiento de Gendarmería Nacional, en la región de Valle de Uco, que terminó con dos personas detenidas.

La carcasa en forma de panza que portaba la mujer, repleta de paquetes de marihuana.

El primero en caer fue un pasajero de 36 años al que se le revisó un bolso negro, donde finalmente se encontraron estupefacientes. De hecho, el hombre admitió llevar medio kilo de marihuana. Por tal motivo, a la hora de certificar el operativo, se solicitó el aval de la mujer de 34 años que se sentaba a su lado. En ese momento, llamó la atención de los agentes el prominente bulto en la zona abdominal. Inmediatamente se solicitó la realización de una requisa que dio como resultado una importante cantidad de paquetes de la droga, adosados y contenidos en una estructura redonda hecha con engrudo. La fémina llevaba más de 15 envoltorios, con un pesaje total de 4,105 kilogramos.

En total, los agentes secuestraron 17 paquetes de marihuana, con un peso de 4,5 kilogramos.

“Se solicita preste colaboración como testigo del hecho a quien se encontraba en la butaca paralela. Se observa que la acompañante poseía un bulto a la altura de su estómago-pelvis que llama la atención del personal uniformado por lo que se le solicita a ambos que desciendan del colectivo”, indicaron desde Gendarmería Nacional. Por tal motivo, en presencia de “testigos hábiles” requeridos, se efectúa la requisa de acuerdo al artículo 230 del Código Procesal Penal, “surgiendo como novedad que la ciudadana llevaba un bulto que aparenta vientre de embarazada”. En el interior de la carcasa de cartón con engrudo envuelta en papel film se hallan los paquetes rectangulares de diferentes tamaños con “una sustancia verde amarronada”. Tras las pruebas de campo se determinó que se trataba de marihuana. Así, en total, los 17 paquetes pesaban más de 4,5 kilos.

El micro de larga distancia había salido de la Terminal de Ómnibus, ubicada en Guaymallén, con destino final la localidad de Caleta Oliva, en Santa Cruz. Se estima que lo decomisado tiene un valor comercial que supera los 200.000 pesos.

De esta manera, tras el procedimiento oficial y el secuestro del producto ilegal hallado, la pareja quedó incomunicada, a disposición de la Justicia Federal, por lo que será procesada por infringir la Ley de Estupefacientes.

La mujer simulaba estar embarazada. Llevaba 15 paquetes de marihuana en una carcasa hecha con engrudo.