En esta fecha se intenta concienciar a la sociedad de los daños psicológicos y físicos que produce el alcohol.

Este viernes 15 de noviembre se celebra el Día Mundial sin alcohol, y la principal misión de muchas instituciones es concienciar a las personas de que su consumo excesivo puede ser perjudicial. Esta droga puede llegar a afectar a nuestro cuerpo y a la mente, por lo que se debe beber con moderación.

El alcohol retarda, distorsiona y enlentece la percepción y respuesta de nuestros sentidos

En la actualidad el alcoholismo llega a ser responsable de 3 millones y medio de muertes cada año, principalmente porque su consumo y la conducción suelen ir de la mano. En Iberoamérica, cada persona bebe en promedio 8,4 litros de alcohol puro al año, lo que equivale a 2,2 litros por encima del promedio mundial.

En este contexto, cabe señalar que el uso nocivo de alcohol es un factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos.

En general, el 5,1% de la carga mundial de morbilidad y lesiones es atribuible al consumo de alcohol, calculado en términos de la esperanza de vida ajustada en función de la discapacidad (EVAD)

El beber en exceso provoca defunción y discapacidad a una edad relativamente temprana. En el grupo etario de 20 a 39 años, un 25% de las defunciones son atribuibles al consumo de alcohol.

Tanto en el plano individual como en el social, se han identificado diversos factores que influyen en los niveles y hábitos de consumo de alcohol, así como en la magnitud de los problemas relacionados con el alcohol en las comunidades.

Los factores ambientales incluyen el desarrollo económico, la cultura y la disponibilidad de alcohol, así como la globalidad y los niveles de aplicación y cumplimiento de las políticas pertinentes. Para un nivel o hábito de consumo dado las vulnerabilidades de una sociedad podrían tener efectos diferenciales similares a los producidos en diferentes sociedades.

Si bien no existe un único factor de riesgo dominante, cuanto más factores vulnerables converjan en una persona, más probable será que esa persona desarrolle problemas relacionados con el alcohol como consecuencia del consumo de alcohol.

En este contexto, hay que desmentir un total de 6 mitos sobre su consumo y que mucha gente no tiene en cuenta.

Una de ellas es el hecho de creer que una persona es demasiado mayor para empezar a tener problemas con la bebida.

Juntar bebida y conducción está siendo la principal causa de muerte del alcoholismo

Otro mito muy infundado es que si se bebe unos días durante la semana no se tiene un problema con el alcohol, cuando es totalmente falso.

Quizá uno de los peores mitos es que si una persona soporta beber cada vez más significa que lo tolera bien, idea totalmente errónea.