En las últimas horas, salieron a la luz una serie de novedades que sorprendieron a todos los fanáticos de la exitosa serie española.

Con tres temporadas en su haber, la exitosa serie española ha acaparado la mirada del mundo y cada noticia que sale a la luz se convierte en novedad mundial.

El productor ejecutivo de la ficción, Jesús Colmenar, confesó que “la cuarta temporada se va a poner más dura para el espectador” y agregó que se ha planteado realizar un spin-off, aunque no ha querido revelar cuál de los personajes sería el protagonista de esta continuación de la exitosa producción. “Esa información nos costaría la vida”, dijo entre risas.

Colmenar realizó estas declaraciones durante un encuentro un encuentro con el público en el marco del festival Internacional de Cine de Almería. La autoridad de la serie dijo que el estreno está previsto para el 2020.

Pedro Alonso, el actor que interpreta a Berlín, le respondió que “lo más importante que van a hacer es que vibre el alma”.

En ese sentido, el artista que también formó parte del festival, defendió que cualquiera de los personajes de la serie merecería un buen spin-off porque considera que “han cogido tanta fuerza todos que casi se podría hacer uno de cada uno”.

“No imaginábamos que esto iba a suceder y fue un estallido espontáneo. La serie se había concebido cerrada, como una película, con un final coherente, una obra con sentido en si misma”, dijo y explicó que no dijeron que sí hasta encontrar la clave de como continuar la trama. “Si no hubiésemos encontrado una razón de peso y no hubiéramos podido redimensionar la historia para contar más allá, no hubiéramos regresado”, destacó.

El actor español admitió que ha vivido una curiosa situación con su personaje. “Es importante el vértigo que me ha hecho sufrir reinventar, que no resucitar, a Berlín y mantenerlo vivo pese a que muchas de sus claves como personaje desaparecían”.

“Es realmente emocionante cuando veo que se usan en manifestaciones reivindicativas de derechos en todo el mundo la máscara de Dalí o el mono rojo y que, más allá de que la serie guste o no, la gente haya podido hacer suyos esos iconos para su propia lucha o batalla”, afirmó Colmenar.

En este sentido, Alonso se centró en el himno Bella Ciao y confesó que su interpretación “fue una de las experiencias de rodaje más potentes de toda su carrera. Ese fue un momento angular en cuanto a que ahí sentimos que estábamos contando algo potente de verdad porque es una secuencia que pone los pelos de punta”.

Además, el productor contó cómo fue que el futbolista Neymar se sumó a la serie: “Fue petición del jugador a Netflix, algo que a los directores no nos termina de convencer porque pensamos que la serie no necesita eso pero que, en este caso, fue bien porque se portó hiperprofesional”.