Un hombre fue hallado sin vida en el interior de su vivienda ubicada en Castellanos al 3800.

Los vecinos dieron aviso al 911, alertados por el fuerte olor nauseabundo que salía de este domicilio de la zona sudoeste.

Los bomberos procedieron a retirar el cuerpo del hombre que se encontraba en el suelo junto a la cama y que, a juzgar por el avanzado estado de descomposición del cuerpo, llevaría muerto unos diez días.

El suceso fue caratulado como muerte dudosa, por lo que se ordenó la realización de la autopsia.