El insólito hecho fue revelado por la Dra. Viviana Palermo, médica de guardia del Centro de Salud Banda en Santiago del Estero, quien manifestó que la menor ingresó en compañía de su madre, por dolencias estomacales.

“La semana pasada teníamos una niña de 9 años, que consumía clonazepam. Nos decía que un compañero de la escuela le disolvía la pastilla en un vaso de agua, y contó que fumaba porro”, expresó la profesional a un medio local en Santiago del Estero.

Asombrada la médica explicó “parecía una niña de 16 años por la manera en que relataba toda la situación. Su mamá la trajo a consulta porque le dolía el estómago y tenía cefalea. La noté que hablaba mal, como que estaba drogaba”.

Cuando la médica le preguntó si había consumido sustancias le dijo que sí, “que había tomado las pastillas y como le dolía el estómago había tomado Ranitidina y 15 gotitas de Reliverán”.

La Dra. Palermo comentó que la menor tiene 10 hermanos. Además dejó entrever que su madre no se mostró sorprendida ante el relato de la pequeña. Consultada por su cuadro clínico refirió que “fue internada para ser examinada en el área de salud mental, y para que se le realicen exámenes toxicológicos. Trabaja también una asistente social”.

La profesional explicó además que la menor manifestó que su compañero, de 11 años, le invitaba las pastillas y el cigarrillo de marihuana en la escuela.