El magistrado brasileño Bretas incluirá en la alerta roja de Interpol al exmandatario para que responda en la causa por lavado de dinero.

Un juez de Brasil pidió la detención del ex presidente de Paraguay Horacio Cartes por supuesto lavado de dinero en una causa vinculada a la operación anticorrupción Lava Jato en la ciudad de Río de Janeiro.

Según comunicado de la Policía Federal de Brasil, el juez Marcelo Bretas incluirá en la alerta roja de Interpol el nombre de Cartes para que sea detenido y responda por su vinculación con un grupo de contrabandistas de divisas que lavaba dinero en Brasil, Paraguay y otros 14 países.

La Operación fue bautizada “Patrón”, como según la policía se refería al ex presidente Cartes el llamado jefe de los “doleiros” brasileños Darío Messer, el mayor contrabandista de divisas de Brasil.

Cartes comanda un conglomerado empresarial llamado Grupo Cartes, que incluye firmas del sector de alimentos, bebidas, ropas y centros médicos. El empresario se afilió al Partido Colorado en 2009 para participar de la política.

La Fiscalía sospecha que el exmandatario ayudó a Darío Messer, considerado como el “mayor cambista de Brasil” y detenido en Sao Paulo en julio pasado, a huir de Paraguay, según el portal G1.

Según la cadena Globo, el ex presidente paraguayo Cartes es amigo de la familia Messer. Varias personas habían sido detenidas en Brasil en los operativos, que abarcan desde allanamientos hasta pedidos de detención en Río de Janeiro, San Pablo y Ponta Porá, en el estado de Mato Grosso do Sul, frontera con Paraguay.

La acusación es que Messer y su red de cambio ilegal lavaron y fugaron dinero en 52 países por 1.600 millones de dólares.

La Justicia de Paraguay le había concedido la nacionalidad paraguaya a Messer en 2017. Allí residió desde 1993, pero se la retiró un año después al constatar que estaba “siendo investigado por integrar una organización criminal” centrada en el blanqueo de capitales, “derivados de la corrupción a través dela “compra y venta de dólar estadounidense”.

La megacausa Lava Jato, que desbarató la red más importante de corrupción de las últimas décadas, comenzó en 2014 en Curitiba, por iniciativa del entonces juez Sergio Moro, actual ministro de Justicia y Seguridad Pública. El juez de Rio de Janeiro Bretas es considerado uno de los hombres de confianza del actual ministro de Bolsonaro.