Un policía porteño fue detenido en el barrio de Belgrano, acusado de haber efectuado al menos 11 disparos con su arma reglamentaria mientras, aparentemente, se encontraba en estado de ebriedad. De acuerdo con fuentes de la policía, dos de los tiros provocaron daños en un auto estacionado.

 

“Vení zurdito, fílmame”, la amenaza de un policía al detener a un vendedor ambulante | Reaccionó en forma agresiva ante un vecino que lo filmaba.

El policía detenido reviste en la Comisaría Vecinal (CV) 13A, de Belgrano, y de acuerdo con voceros de la fuerza podría ser exonerado.

El hecho ocurrió cerca de las 7.30 de la mañana en O’ Higgins y Ugarte, por lo que los vecinos llamaron al 911 para dar la alerta. Cuando llegó el patrullero, el inspector encontró a un hombre recostado sobre la vereda, con el torso desnudo y en aparente estado de ebriedad.

Inicialmente, el hombre dijo no recordar cómo había llegado allí, y luego explicó que la noche anterior había salido con amigos y tomado alcohol. Además, según dijo, disparó con su arma reglamentaria contra otros hombres a los que no identificó.

El sereno de una obra en construcción cercana dijo a los policías que había escuchado los disparos pero no gritos ni peleas. En el rastrillaje, los policías convocados a registrar la zona observaron 11 vainas servidas ante la obra y, en un garaje lindante, hallaron un Fiat Argo estacionado con dos impactos de bala.

El policía quedó a disposición del fiscal Penal Contravencional y de Faltas 6 porteño, Diego Espada, quien dispuso que las diligencias sean llevadas a cabo por personal de la Policía Federal Argentina (PFA).