El gobernador Miguel Lifschitz y la intendente Daniela Qüesta dejaron inaugurada este sábado la primera etapa del ducto principal del Canal Roverano. Los trabajos demandaron una inversión de 350 millones de pesos y beneficiarán a los barrios Villa Adelina Este, Centro y Oeste con un desagüe que posibilitará un mejor escurrimiento de la zona.

“Cuando uno observa la escala de esta obra, realmente pone en valor el progreso que significa en términos de infraestructura para Santo Tomé. Son esas cosas que uno soñó alguna vez y que, cuando las ve hechas realidad, nos hacen sentir que todo el esfuerzo que estamos realizando vale la pena”, sostuvo Daniela Qüesta, quien agradeció el apoyo del gobierno provincial a lo largo de las últimos cuatro años.

Seguidamente, la mandataria anunció que “ya está resuelta jurídicamente la ampliación de la obra, la cual iba a terminar en calle Batalla de San Lorenzo y que se extenderá hasta Vélez Sarsfield”.

“Esto quiere decir que la segunda etapa para completar la traza será más corta. Por lo tanto, entendemos que se facilitarán las futuras gestiones para la terminación de la totalidad del proyecto, que llega hasta la Ruta 11”, afirmó la intendente.

Por su parte, el gobernador Lifschitz destacó que “esta obra fue un esfuerzo compartido entre la provincia y la municipalidad, como tantos otros proyectos que hemos podido hacer en Santo Tomé en esto cuatro años de gestión, un tiempo muy breve en el que se hicieron muchas cosas”.

“Esta es una obra que no se ve, que queda oculta y probablemente, dentro de un tiempo, ya nadie la recuerde. Pero debemos resaltar que antes había un zanjón peligroso que degradaba la calidad urbana del barrio y que generaba múltiples problemas a todos los habitantes y vecinos, pero lo importante es que las obras se puedan pensar, concretar, se inicien y se terminen, como esta que es un ejemplo de ello”, resaltó el gobernador.

“Nos hemos sentido muy acompañados por esta gestión municipal y esto hizo que se pudiera avanzar muy rápido en múltiples aspectos. Cuando hay confianza entre un nivel de gobierno y el otro se pueden trabajar las cosas en el mediano y largo plazo sumando esfuerzos”, concluyó  Lifschitz.

Del acto participaron los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, y de Infraestructura y Transporte de la provincia, José Garibay; la diputada provincial Clara García; el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Santo Tomé, Sergio Trevisani; la presidente de la vecinal Adelina Centro, Gabriela Musuruana; junto a otras autoridades provinciales, municipales y de asociaciones vecinales de la ciudad.

Obra histórica

Incluido en el Acuerdo Capital, el proyecto hídrico que financió el Gobierno de la Provincia contempló la construcción de un conducto de hormigón armado de 2.550 metros de longitud, beneficiando a una cuenca de 320 hectáreas y determinando un progreso sustancial en materia de desarrollo urbano y disminución del riesgo hídrico.

La obra implicó la eliminación del viejo zanjón a cielo abierto ubicado a lo largo de calle Roverano, la recuperación de veredas, espacios verdes y el empedrado y ensanchamiento de calles.