Seis senadores del justicialismo desoyeron al gobernador electo y junto al Frente Progresista le dieron media sanción a la iniciativa enviada por Lifschitz con un tratamiento exprés. 


Si bien a la mañana fueron a la reunión por “la unidad” convocada por Omar Perotti en el PJ, seis senadores peronistas desoyeron el deseo del gobernador electo y votaron junto al Frente Progresista el presupuesto 2020 que envió el actual mandatario electo Miguel Lifschitz a la Legislatura, que recibió así media sanción de la Cámara alta santafesina. Lo hicieron sin estudiar en detalle los números, en un tratamiento exprés.

Liderados por Armando Traferri, que desde hace semanas parece más cerca de Lifschitz que de Perotti, los peronistas Baucero, Pirola, Sosa, Gramajo y Cornaglia levantaron la mano a favor de la iniciativa que Perotti pedía directamente que no se enviara a la Legislatura.

Así, le marcaron la cancha al gobernador electo y pusieron al peronismo al borde de un cisma en el Senado, la Cámara donde justamente el oficialismo que viene tendrá mayoría, pues en Diputados será el Frente Progresista la bancada mayoritaria.

Alcides Calvo, un hombre muy cercano a Perotti, fue quien lideró la postura contra el proyecto apobado sobre tablas junto a otros once legisladores justicialistas: Cristina Berra, Ricardo Kauffman, Eduardo Rosconi y Danilo Capitani.

Calvo sostuvo que el proyecto de Lifschitz es directamente una “intromisión” del actual gobierno en el próximo y sostuvo que fue aprobado por una “mayoría rara”, lo que sonó a plantear una sospecha.

“Nunca creí que se pudiera aprobar así, de esta manera, el presupuesto”, enfatizó.