El fiscal general de Israel reveló el jueves cargos de cohecho y de fraude y abuso de confianza contra el primer ministro Benjamin Netanyahu en tres investigaciones de corrupción distintas, lo que es la primera vez en la historia del país que un primer ministro en funciones enfrentará una acusación en investigaciones criminales.

Netanyahu ha proclamado su inocencia desde que las investigaciones penales se hicieron públicas hace casi tres años. Se esperaba que hiciera un anuncio el jueves por la noche.

Aunque una acusación formal puede estar a meses de distancia, la revelación de los cargos es un duro golpe para el futuro político y personal del primer ministro de Israel con más años de servicio, 13 años en total.