Una vecina de zona sur fue víctima de seis ladrones muy agresivos que la sometieron a un calvario de unas tres horas. Antes de irse se llevaron el disco de las cámaras de seguridad.

Una violentísima entradera tuvo lugar este jueves a la tarde en Saavedra al 1100, en la zona sur de Rosario. Una mujer de 48 años dormía la siesta, cuando al menos seis delincuentes a cara descubierta la despertaron a trompadas. La ataron a ella y a su hija, a quien también golpearon. Se llevaron dinero en efectivo y objetos de valor. Estuvieron adentro de la vivienda casi tres horas.

Según informaron fuentes policiales, la dueña de casa estaba acostada, cuando un ladrón la despertó. Como gritó, recibió varios golpes de puño arriba de la cama. Fue atada con precintos y fue amenazada de muerte. La golpearon en distintas partes del cuerpo de forma reiterada. También a su hija, de 20 años, a quien también maniataron.

Los delincuentes todo el tiempo exigieron dinero en efectivo. Estuvieron dentro de la casa casi tres horas. Revolvieron todo el interior y robaron 70 mil pesos, 3.500 dólares, alhajas, celulares y el disco que capta las imágenes de las cámaras de seguridad del domicilio.

Las víctimas, que quedaron encerradas en la pieza matrimonial, rompieron los precintos recién cuando escucharon que los ladrones se habían ido. Intervino personal de la comisaría 15ª por razones de jurisdicción.