El actor y bailarín junto a Lourdes Sánchez, que regresó a la pista de “ShowMatch”, inauguraron el nuevo ritmo del certamen.

En el arranque del programa, Lourdes Sánchez regresó a la pista después de sus problemas de salud y, acompañada de Federico Bal, puso en marcha el nuevo ritmo del Bailando 2019, el folclore, con una coreografía basada en el tema “El beso”, de Abel Pintos.

“De la operación estoy bien, pero en los ensayos pisé el vestido y me caí”, dijo la pareja del Chato Prada sobre el golpe que sufrió en los últimos días antes de su presentación en este nuevo ritmo.

Melina Carballo, la nueva “novia” de Fede, estuvo presente en el estudio y le contó a Marcelo Tinelli sobre la incipiente relación: “Nos vimos en un boliche en Uruguay y hubo un flechazo”. Consultada por la fama de “picaflor” de Fede, comentó: “Conocí a una persona muy diferente a la que veía en la tele. Nunca me había parecido atractivo porque me parecía superficial, pero hablamos de un montón de cosas, hasta de alquimia. Tuvimos tremenda conexión”. Respecto al futuro de la pareja, la modelo uruguaya aseguró: “Yo le doy para adelante”

Ángel De Brito (10) aprovechó la ronda de devoluciones para preguntarle a Melina si le gustaría estar en el próximo Bailando. “Sería una caradura si dijera que no. Sería hermoso”, respondió ella. Luego de un beso que rubricó el romance, el periodista señaló: “Me encantó la coreo. Me sorprendió Fede, que acompañó a Lourdes muy bien en un ritmo extremadamente complicado”.

Carolina “Pampita” Ardohain (8) le dio la bienvenida a Lourdes y destacó: “Me faltó algún momentito especial, pero en líneas generales me gustó mucho”. La bailarina se emocionó en medio de las devoluciones al recordar todo lo que sufrió el último mes. “Me alegra mucho que hayas podido estar, Lourdes. Fede está bailando mucho mejor. Técnicamente me gustó, pero en este ritmo tiene que haber una conexión real y eso no lo sentí”, analizó Florencia Peña (voto secreto).

“Voy a pedir el BAR”, avisó de entrada Marcelo Polino (4). Y agregó: “Me gusta que estés acá, Lourdes. Me pasó lo mismo que a Flor. No hubo emoción ni cuento. Estuvo hasta ahí”.

A Flavio Mendoza le pareció que “la conexión no estuvo”, razón por la que bajó un punto. Laura Fidalgo sintió que “lo actuaron pero no lo sintieron” y mantuvo la nota. En tanto, Aníbal Pachano descontó un punto y argumentó: “Estuvo accidentado. El pañuelo en la zamba transmite cosas, pero yo no lo sentí. Los vi muy pocas veces amalgamados”.