El crimen de Matías Ezequiel Soto ocurrió por la madrugada y el supuesto tirador fue identificado.

Un joven de 23 años murió luego de ser baleado en una fiesta privada en Fisherton este domingo por la madrugada. Fuentes oficiales indicaron que el presunto agresor estaba en la misma casa y disparó en medio de una discusión antes de escapar.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) señalaron que Matías Ezequiel Soto resultó herido durante un altercado en una vivienda de José Ingenieros y Acevedo alrededor de las 4 de la mañana. Desde allí lo llevaron al Policlínico San Martín luego de recibir un disparo en el abdomen y media hora más tarde se confirmó que había fallecido en el camino.

Según voceros de las fuerzas de seguridad, la policía comenzó a trabajar para esclarecer el caso y a la mañana dio con una testigo directo del homicidio. La mujer afirmó fue a la fiesta con el muchacho y acusó a un sujeto llamado Agustín como el autor del balazo fatal.

El gabinete de la Policía de Investigaciones (PDI) fue a la escena del crimen en busca de evidencia y realizó pericias fotográficas además de rastrear otros testimonios. Las medidas en curso quedaron a cargo del fiscal Adrián Spelta mientras el presunto tirador se encontraba prófugo hacia la tarde.