El presidente electo les pidió a los empresarios trabajar en un consejo económico y social para revertir la crisis “entre todos”.

En una exposición de 40 minutos en Parque Norte, Alberto Fernández les pidió a los industriales más importantes del país colaboración para “entre todos poner de nuevo la economía en marcha” una vez que llegue a la Casa Rosada. Ante en el evento estuvieron presentes industriales y sindicalistas, también le envió un mensaje al FMI y a los acreedores de la Argentina.

“Después del 10 de diciembre vamos a hacer todo lo contrario de lo que está pasando porque una vez más vamos a poner en marcha la economía de los que trabajan”, prometió Fernández ante los referentes del sector.

“Esta no es una tarea del presidente sino una tarea para hacer entre todos. Así vamos a hacer una mejor sociedad. Con el hambre también tenemos que terminarlo entre todos”, pidió luego el presidente electo.

Para esa tarea, el presidente electo les propuso: “Tenemos que firmar un nuevo contrato social. Estoy proponiendo un consejo económico y social para pasar de la política que impone medidas a la política que busca consensos”.

En Parque Norte dieron el presente, además del presidente de la UIA, Miguel Acevedo, los empresarios Luis Betnaza (Techint), Alejandro Bulgheroni (Grupo Bridas), Jaime Campos (AEA), Cristiano Rattazzi (Fiat) y Adelmo Gabbi (Bolsa de Comercio porteña) y los sindicalistas Héctor Daer (CGT), Antonio Caló (UOM), Armando Cavalieri (Comercio), Gerardo Martínez (Uocra).

Por otra parte, Fernández trazó un horizonte de cómo será su estrategia para hacer frente al FMI y los acreedores: “Sé que esta deuda ridícula la tomó un gobierno democrático, por eso no quiero dejar de pagar ni pedir quita porque los de afuera no tienen la culpa. Vamos a pagarla cuando hayamos crecido, pero no a costa de los que menos tienen”.

“Una sociedad no se arregla tirando a diez millones de personas por la ventana, como está pasando alrededor nuestro. Los reclamos en Chile, Bolivia, más allá del golpe a Evo, Ecuador y Colombia son progresistas”, criticó Fernández.

“Acá, en la Argentina, todos perdieron, nadie ganó. No sé cuáles son las bases sólidas que dicen que nos dejarán. Ni siquiera los bancos ganaron, porque dejaron de ser bancos, los obligaron a ser otra cosa”, aseguró.

“Recibo con alegría que el presidente de Brasil ahora proponga tener una relación pragmática con la Argentina porque el Mercosur nos va a superar a Jair Bolsonaro y a mí. El futuro que viene es sin diferencias”, se comprometió.