El vehículo fue rociado con, se presume, líquido de freno un día después de que el funcionario solicitara la ampliación de prisión preventiva de un comisario.

El fiscal de San Lorenzo Aquiles Balbis, quien interviene en un resonante caso por pagos de coimas en la alcaidía de esa ciudad, sufrió un grave atentado. Una o más personas no identificadas hasta el momento arrojaron, aparentemente, líquido de freno sobre el automóvil del funcionario judicial

El hecho se registró ayer en horas de la mañana en inmediaciones de Sargento Cabral y San Luis, donde se encuentra la sede del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de San Lorenzo.

Fuentes del MPA indicaron que la investigación de este hecho quedó en manos del fiscal Carlos Ortigoza, quien ordenó una serie de medidas para identificar a los responsables. Entre los requerimientos figura el levantamiento de rastros.

El ataque se produjo un día después de la audiencia en la que Balbis solicitara una prórroga de prisión preventiva por 60 días para el comisario José Budiño, exjefe de la alcaidía mayor de la Unidad Regional XVII de San Lorenzo.

Budiño está preso desde agosto pasado acusado de recibir dinero a cambio de otorgar beneficios a distintas personas que estaban privadas de la libertad.

El propio fiscal Balbis le imputó cohecho, incumplimiento de los deberes de funcionarios público y exacciones ilegales en siete hecho.